Economía

Por inseguridad, baja 30% venta de combustible en Guerrero

El repunte de los niveles de inseguridad en regiones suburbanas de Acapulco, Iguala y Chilpancingo ha generado que estaciones de gasolina cierren durante la noche, lo que ha propiciado la caída en sus ventas, indicó la la Asociación de Distribuidores de Combustibles de Guerrero.
Enrique Villagómez/Corresponsal
21 diciembre 2014 17:2 Última actualización 21 diciembre 2014 17:2
Acapulco

Gasolineras de Acapulco y Chilpancingo han reportado caída en sus ventas. (Cuartoscuro)

ACAPULCO.- El repunte en los índices de inseguridad en el estado de Guerrero, generó la caída del 30 por ciento en la venta de gasolina, reveló el presidente de la Asociación de Distribuidores de Combustibles en esta entidad, Mariano Gutiérrez Otero.

De acuerdo con el empresario, en Guerrero operan alrededor de 160 estaciones expendedores de combustible en las siete regiones del estado, de las cuales casi la mitad tienen que cerrar durante las noches para no ser víctimas de la delincuencia organizada.

“Antes de que la federación asumiera el control de la seguridad en los municipios de la región de Tierra Caliente y la zona norte de Guerrero, teníamos muchos problemas para abastecer de combustibles en esas áreas, porque constantemente nuestros asociados son víctimas de asaltos”, señaló.


El presidente de los distribuidores de combustible en la entidad, detalló que los asaltos a mano armada, el robo a los transportes repartidores de combustible, extorsión, cobro de piso e incluso secuestros exprés, son algunos de los ilícitos que han sufrido los integrantes de esta Asociación desde el 2010 a la fecha.

“En otros lugares como la zona suburbana de Acapulco, en Iguala e incluso en Chilpancingo, nuestros asociados también tienen que cerrar durante la noche porque los delincuentes asaltan los expendios e incluso han atentado contra la vida de los trabajadores”.

Gutiérrez Otero confió en que el operativo que implemento recientemente la federación para que el Ejercito Mexicano asumiera el control de la seguridad en los municipios de la Tierra Caliente, zona norte e incluso Acapulco, ayudara a disminuir los índices delictivos que han afectado no solo a los distribuidores de combustible, sino a todo el sector económico de Guerrero.

Aseguró también que este sector no ha sido víctima de las manifestaciones sociales que se han llevado a cabo a raíz del caso Iguala y la desaparición de 42 jóvenes normalistas, ya que los inconformes despojan de combustible a las unidades de reparto de compañías comerciales y no a las unidades oficiales que transportan gasolina.