Economía

Pobreza laboral disminuyó 1.97%
en 2015: Coneval

El Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza por Intervalos de Salarios tuvo al cuarto trimestre de 2015 un valor de 1.0817, lo que representó una caída de 1.97 por ciento, su mayor variación desde 2007, reportó el Coneval.
Zenyazen Flores
24 febrero 2016 19:39 Última actualización 25 febrero 2016 5:5
Empleo

Al cierre del año pasado 42 por ciento de la población no pudo comprar la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo, reportó el Coneval. .(Bloomberg)

La pobreza laboral vinculada a los salarios tuvo una disminución de 1.97 por ciento en 2015 respecto a 2014, que representa la mayor variación a la baja desde 2007, año en que la pobreza por ingresos reportó una reducción de 3.32 por ciento, dio a conocer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Especialistas consideraron que la disminución de la pobreza laboral se debe a que en 2015 el poder adquisitivo de los salarios reportó una leve recuperación y a que hubo más personas que se ocuparon en la informalidad, lo cual pudo haberles dado ingresos adicionales.

El Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza por Intervalos de Salarios (ITLP-IS) tuvo a nivel nacional un valor al cuarto trimestre de 2015 de 1.0817, que implicó que al cierre del año pasado 42 por ciento de la población no pudiera comprar la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo.

FOCOS
El cambio. El ingreso laboral per cápita en términos reales fue de mil 661.74 pesos mensuales al cierre de 2015 y la canasta alimentaria costó 1,537.45 pesos mensuales.

Los avances. Morelos, Tabasco, Colima, el Estado de México y Guerrero, reportaron los mayores avances anuales en el índice de pobreza al cuarto trimestre de 2015.

El descenso. En tanto, Baja California Sur, Querétaro, Durango, Quintana Roo y Chihuahua reportaron los mayores decrementos anuales en el mismo lapso.

Los datos del Coneval muestran que con la disminución de la pobreza laboral vinculada a los salarios se redujo moderadamente el porcentaje de población cuyo ingreso es insuficiente para comprar una canasta alimentaria.

Los datos del Coneval muestran que la proporción de personas que en 2015 no pudieron adquirir la canasta alimentaria fue de 42 por ciento, la mayor desde 2010 -año que es el punto de partida de la nueva serie de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE)- y en 2014 la proporción se situó en 42.9 por ciento.

ZONAS RURALES, LAS MÁS AFECTADAS
Medido por zonas, al cuarto trimestre de 2015 el 37.7 por ciento de las personas en el ámbito urbano no pudo adquirir la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo, porcentaje similar al reportado en igual periodo de 2014.

En tanto, en la zona rural el 54.92 por ciento de las personas no pudo comprar la canasta alimentaria con su ingreso laboral, nivel tres puntos porcentuales menor que en el cuarto trimestre de 2014.

José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), indicó que en la medición de la pobreza la variación de precios y su efecto en el ingreso en términos reales tienen un componente importante y el año pasado hubo una ligera recuperación del poder adquisitivo, dada una menor inflación.

“El hecho que la inflación haya estado por debajo de lo que son los incrementos salariales, pero que además parte de la inflación ligada a la canasta alimentaria también haya reducido su ritmo de avance en términos de inflación, son los elementos que permitieron que el ingreso de los trabajadores en términos reales fuera mayor”, explicó el especialista.

Alfonso Bouzas, investigador de la UNAM, dijo que el repunte de la informalidad durante 2015 también influyó en el ingreso de los mexicanos, “ya que el salario mínimo es tan bajo que la población no se canaliza al sector formal sino al informal y ahí es donde obtienen ingresos adicionales ante el deterioro del mercado formal”.

índice de tendencia” title=