Economía

Piratería abarca más de la mitad de comercio formal en México

Tepito y San Juan son los principales centros de distribución a nivel nacional de productos piratas, según el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne.
Dainzú Patiño
01 julio 2014 10:57 Última actualización 01 julio 2014 10:58
Material audiovisual "pirata". (Archivo)

Comercio

En México 8 de cada 10 personas ha consumido productos piratas sin considerar que esto es una acción que atenta contra la economía en el país, la propiedad intelectual, además de que incentiva el crimen organizado y la evasión de impuestos, dijo este martes Guillermo Wolf, vice presidente ejecutivo y director general de la American Chamber México.

La penetración de este tipo de artículos en el mercado mexicano es tal que abarca más de la mitad del comercio formal en el país, indicó durante la inauguración del Taller Avanzado de Cumplimiento Efectivo Contra Mercados Notorios.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, precisó que gran parte de estos productos se distribuyen en tianguis, mercados y tiendas pequeñas, de los cuales Tepito y San Juan son los principales centros de distribución a nivel nacional.


Aseveró que ciudadanos no miden las dimensiones de adquirir o bajar por internet productos piratas, ya que los avances tecnológicos han facilitado el acceso a estos productos.

"Robar es robar", dijo Wayne enfatizando que no existe diferencia entre un robo físico en una tienda o virtual al descargar alguna canción sin autorización de los autores.

Wolf añadió que la situación trasciende fronteras, afectando a la región de América del Norte, por lo que agentes de EU han llevado a cabo ya siete entrenamientos a personal de las aduanas mexicanas, para identificar productos falsos e impedir que estos entren o salgan de territorio mexicano. Agregó que parte de estas acciones se complementan con este taller que se celebrará hoy y mañana.

Según la más reciente Encuesta Global de software BSA-IDC 2012-2013, la piratería de software en México dejó pérdidas económicas por mil 211 millones de dólares entre 2012-2013, pese a que el país acumuló una reducción de 11 puntos porcentuales en el uso de programas ilegales de cómputo.