Economía

Pierde Pemex control en su única refinería en el extranjero

La Auditoria Superior de la Federación reportó que Pemex cedió control de la refinería de Deer Park a Shell, sin informar acerca de cómo afectaría a sus derechos y tomas de decisiones.
Sergio Meana
21 febrero 2014 10:56 Última actualización 21 febrero 2014 10:56
 [Deer Park es una empresa conjunta entre Shell y Pemex/Bloomberg] 

[Deer Park es una empresa conjunta entre Shell y Pemex/Bloomberg]

La petrolera holandesa Shell incrementó su posición accionaria en la refinería Deer Park desde 2011, dejando a Petróleos Mexicanos (Pemex), con una participación minoritaria, luego de que mantuvieron una proporción igual desde que la paraestatal compró 50 por ciento de las instalaciones en Texas.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló en el informe sobre la Cuenta Pública 2012, que José Manuel Carrera Panizzo, director general de PMI Norteamérica (PMI NASA), autorizó que Shell incrementara su porcentaje accionario a 50.005 por ciento en Deer Park, mediante la aportación de un terreno de aproximadamente tres hectáreas, con un valor de 108.5 miles de dólares, lo que originó que PMI NASA adquiera el carácter de socio minoritario con el 49.995 por ciento.

La operación fue realizada el 1 de junio de 2011, sin embargo, la Auditoría Superior de la Federación reveló la operación al hacer evidente que Pemex no ha entregado los documentos que avalen que dicho movimiento no afectaría los derechos y tomas de decisiones de la paraestatal.

“Se observó que PMI NASA (filial de Pemex) no suscribió con Shell un acuerdo que garantice que sus derechos y la toma de decisiones administrativas, financieras y jurídicas en Deer Park no se verán limitados por la nueva estructura accionaria, que colocó a Shell como socio mayoritario en la asociación”, indica el reporte.

En sus reportes anuales 2011 y 2012, Shell asegura que aún “comparte” control de Deer Park y que mantienen una participación de 50 por ciento.

En este sentido, tampoco Shell informó sobre el incremento de su participación en la refinería texana.

La información financiera de Shell no da cuenta de movimientos adicionales en la refinería que hayan sido sometidos al escrutinio de Pemex.

En un oficio enviado a la ASF, Pemex aclaró que las ganancias de la refinería siguen siendo al 50 por ciento, pese al cambio en la posición accionaria, aunque no logró acreditar que el control sigue siendo igual.

Ante ello, la ASF solicitó a la petrolera que comanda Emilio Lozoya, que aclare la situación y de ser posible, demuestre que la nueva posición minoritaria dentro de Deer Park no ha influido en la toma de decisiones del complejo industrial.

Consultada al respecto, Pemex no estuvo disponible para dar comentarios o alguna versión actualizada de la información revelada por la ASF.