Economía

Petroleras estatales de AL, una amenaza para la economía de la región

Aunque la diversidad y magnitud de los problemas varía entre cada una de las petroleras de América Latina, desde Pemex a PDVSA, analistas las consideran una amenaza colectiva para la economía de la región.
Bloomberg
11 marzo 2016 10:19 Última actualización 13 marzo 2016 8:55
petroleras me

(Especial)

Las compañías petroleras estatales de América Latina, cuya generosidad llenó las arcas gubernamentales desde México hasta Brasil durante el auge del crudo de la década anterior, se transforman con rapidez en peligrosas obligaciones conforme los crecientes niveles de endeudamiento alejan a los inversores.

Los gobernantes de la región se ven obligados a archivar planes de gastar fondos petroleros en proyectos populares luego de que el precio del crudo cayera más de 50 por ciento en los últimos dos años, por lo que ahora se ven ante crecientes cuentas en sus gigantes con respaldo estatal.

La carga crece a medida que las monedas locales declinan contra el dólar, lo que eleva el costo de reembolsar deuda en moneda extranjera.

Es un problema general. La gigante estatal de Brasil, Petróleo Brasileiro (Petrobras), es la compañía petrolera más endeudada del mundo, mientras que los operadores de permutas de riesgo crediticio apuestan a que hay un 68 por ciento de probabilidades de que Petróleos de Venezuela SA, conocida como PDVSA, se encamine a un impago en los próximos 12 meses.

Ambas tienen peso en la economía de la región, que ya se estima se contraerá por segundo año consecutivo en 2016.

“Es difícil, no hay duda”, dijo Alberto Ramos, economista jefe para América Latina de Goldman Sachs Group. “Algunas de esas compañías acumularon un fuerte endeudamiento en el período en que los precios del petróleo eran altos”.

Si bien muchos dicen que el implícito –y en algunos casos explícito- respaldo del estado hace improbable un impago de las compañías, su salud financiera se considera cada vez más precaria.

El riesgo de los bonos que mide el mercado de permutas de riesgo crediticio ha aumentado en el caso de gigantes petroleras latinoamericanas en momentos en que las compañías productoras de crudo de Venezuela, Brasil y México tienen una deuda en dólares más abultada que la del gobierno que las respalda. Sólo la colombiana Ecopetrol SA tiene una deuda menor.


AMENAZA COLECTIVA

Petróleos Mexicanos (Pemex), que tiene la calificación crediticia más alta de las cuatro, ya sufrió una rebaja de nota por parte de Moody’s Investors Service en noviembre y está en revisión con miras a otra reducción.

La compañía, que tiene sede en Ciudad de México, cuya producción ha declinado durante 11 años consecutivos, se ve cada vez más presionada a vender activos. El mes pasado se comprometió a reducir 100 mil millones de pesos mexicanos (cinco mil 600 millones de dólares) su presupuesto de 2016 luego de dar a conocer pérdidas de 32 mil millones de dólares el año pasado.

Por su parte, la compañía productora brasileña también se deshace de activos y suspende proyectos luego de años de invertir más de 40 mil millones de dólares anuales en enormes yacimientos de petróleo en aguas profundas del Atlántico Sur y subsidiar importaciones de combustible par el gobierno. Su endeudamiento casi se cuadruplicó en los últimos cinco años.

Petrobras, que emitió bonos a 100 años el año pasado, tiene más de 13 mil millones de dólares en capital de bonos que vence en los próximos 24 meses. La empresa se aseguró el mes pasado un crédito de 10 mil millones de dólares de China Development Bank Corp.

La colombiana Ecopetrol planea reducir las inversiones anuales en los próximos años y se concentra cada vez más en la exploración y la producción.

Por su parte, la compañía venezolana enfrenta pagos de bonos de 13 mil millones de dólares en los próximos dos años y se considera que corre el riesgo de un impago al encontrarse el gobierno ante su propia carga de próximos vencimientos soberanos, dice Standard & Poor’s.

Si bien la diversidad y magnitud de los problemas hace que los analistas adviertan que no debe agruparse a las compañías petroleras estatales latinoamericanas, éstas conforman de todos modos una amenaza colectiva para la economía de la región.

Todas las notas ECONOMÍA
EU se vuelve a mostrar hermético en reglas de origen de TLCAN
Metanfetamina, cocaína y petróleo: el auge de la droga en la región del esquisto de Texas
Caja Popular Mexicana se une a la iniciativa de cero comisión en cajeros
Producción de petrolíferos se recupera ligeramente en agosto
Pérdidas aseguradas sumarían hasta 2 mil mdd por sismo en México
#QuieroAyudar Donaciones bancarias, por internet y hasta en 'la tiendita'
STPS recibe 477 quejas de empleados obligados a laborar en inmuebles dañados
Hay vida después del TLCAN: Videgaray
Operan edificios del centro financiero de CDMX hasta en un 30%
Remeros de Xochimilco piden a turistas visitar las chinampas tras sismo
Aseguradoras apoyan a clientes tras sismos
EU dice que negociación del TLCAN enfrentará presiones en 2018
S&P reduce calificación crediticia de Hong Kong
5 razones por las que a China no le afecta que S&P bajara su calificación
En el Bajío aumenta 28.6% venta de mayoristas en julio
Querétaro explora nichos de inversión con Arkansas
Inflación desacelera en la primera quincena de septiembre
Es improbable que Canadá abandone negociaciones TLCAN, señalan expertos
Coahuila, sin ‘foco rojo’ de deuda
Sismos ‘noquean’ a energía eólica
Menos de 10% de las casas tienen seguro contra sismos
Mayor inflación frena ventas en establecimiento minoristas
El ABC para hacer válido el seguro de daños a casa
Citibanamex baja proyección de crecimiento de México por sismo
Temas 'desafiantes' serán el foco en tercera ronda de renegociación del TLCAN