Economía

Petróleo, con peor aportación desde 1994; impuestos, en máximo histórico

El petróleo aportó en 2015 sólo 2 de cada 10 pesos que ingresaron las arcas públicas, lejos de los 4.4 pesos que tuvo en su mejor momento, mientras que la recaudación fiscal llegó el año pasado al 55% de los ingresos totales, de acuerdo con cifras de Hacienda.
Isaid Mera
29 enero 2016 18:38 Última actualización 29 enero 2016 18:55
petroleo impuestos

El petróleo aporta 2 de cada 10 pesos de las arcas públicas, mientras que los impuestos más de 5. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los ingresos petroleros tuvieron en 2015 su menor aporte, en términos porcentuales, a los ingresos totales del sector público desde 1994, mientras que los tributarios el mayor en la historia.

El crudo aportó el año pasado 841 mil 517.5 millones de pesos, un 19.7 por ciento de los 4.26 billones que obtuvieron las finanzas públicas del país.

El porcentaje es el menor desde el 19.1 por ciento de 1994, cuando los ingresos petroleros fueron por 62 mil 304 millones de pesos, de los 326 mil 858 millones de ingresos totales.

El aporte petrolero ha ido en declive desde 2008, cuando 4.4 de cada 10 pesos que ingresaban provenían de esta fuente, hasta la fecha, que es prácticamente sólo 2 pesos.

El ingreso por este rubro ha sido mermado en los últimos años por una baja en los precios del petróleo, que tan sólo en 2015 y 2014 fue de 38.8  y 50.9 por ciento, respectivamente, además de 11 años consecutivos de caída en la producción.

Por otro lado, el aporte de la recaudación fiscal a los ingresos ha ido subiendo desde 2013, e incluso en 2015 se ubicó en su mayor nivel de la historia.

El año pasado los impuestos aportaron el 55.5 por ciento de los ingresos totales, el máximo porcentaje desde que se tenga registro, según datos de la Secretaría de Hacienda que publica datos desde 1990 en su sitio de Internet.

En 2014 entró en vigor la reforma fiscal impulsada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, que entre otras medidas elevó la tasa del Impuesto Sobre la Renta, homologó el Impuesto al Valor Agregado en la frontera, y gravó alimentos llamados ‘chatarra’.