Economía

Pensiones podrían generar catastrófe

Aunque los sistemas de pensiones en América Latina son viables, 
Richard Jackson, presidente fundador del Instituto Global de Envejecimiento advirtió que México sí necesita robustecer el suyo para evitar una catástrofe social derivada de la 'bomba' demográfica.
Yuridia Torres
07 octubre 2015 23:11 Última actualización 08 octubre 2015 5:5
vejez

México necesita reforzar su sistema de pensiones para evitar una catástrofe, señaló el fundador del GAI. (Cuartoscuro)

México necesita robustecer y fomentar un sistema de pensiones sostenible, de no hacerlo enfrentará una catástrofe social porque existirán mexicanos que no alcanzarán una pensión digna y otros más que tendrán que depender de pensiones sociales otorgadas por el gobierno, afirmó Richard Jackson.

El presidente fundador del Instituto Global de Envejecimiento (GAI, por sus siglas en inglés) destacó que el esquema actual de contribuciones definidas tiene trabas legales que le impiden invertir mayores activos en diferentes economías, incrementar la tasa de contribución obligatoria, además de la inclusión de la población económicamente activa que trabaja en la informalidad y que no ahorra para su pensión.

Durante la presentación del estudio ‘Envejecimiento Global y la Seguridad Previsional en las Economías Emergentes’ organizado por Principal Financial Group, advirtió que de no mejorar el sistema de pensiones, el país enfrentará una catástrofe social, más que económica, donde las personas estén dependiendo de las pensiones sociales del gobierno.

El especialista destacó que si bien los sistemas de contribución definida en América Latina son viables, requieren de modificaciones para enfrentar la ‘bomba’ demográfica y lo que esta representa para el sistema de pensiones.

Explicó que hasta hace unos años las personas de la tercera edad representaban una parte muy baja de la población, pero a partir del siglo XX se comenzó a percibir un cambio, donde este sector representaba el 15 por ciento de la población, y podría crecer hasta el 25 por ciento del total para 2050.

“Entre 1945 y 2050, en México habrá dos personas en edad de trabajo por cada jubilado, por lo que hoy el país necesita incrementar su base de ahorro a largo plazo”, señaló.

Agregó que las pensiones sociales son parte de la justicia social del sistema no contributivo, sin embargo son un paliativo a un gran problema, ya que aun con estos esquemas se pronostica que dos terceras partes de la población tendrá una pensión inadecuada.
El riesgo se encuentra en esta población, que son un grupo importante que envejece y depende de recursos del gobierno.