Economía

Peña evalúa proponer
a Carstens para nuevo periodo

En entrevista con El Financiero Bloomberg desde Bruselas, Bélgica, señaló que el desempeño del gobernador del Banco de México está acreditado no sólo en México, sino también en otros espacios dentro del ámbito financiero.
Bloomberg
12 junio 2015 0:23 Última actualización 12 junio 2015 5:5
Peña Nieto

México es uno de los países que mejor ha podido enfrentar la volatilidad financiera, afirmó Enrique Peña Nieto. (Bloomberg)

El Presidente Enrique Peña Nieto calificó el desempeño de Agustín Carstens al frente del Banco de México (Banxico) como “notable”, el cual “está acreditado no sólo como gobernador del banco central del país, sino también en otros espacios en los que él participa dentro del ámbito financiero”, como el Fondo Monetario Internacional, entre otros organismos.

“Veremos en diciembre qué pasa”, indicó el mandatario.
En entrevista con El Financiero Bloomberg desde Bruselas, Bélgica, el Ejecutivo Federal comentó que la volatilidad, la reducción de los precios del petróleo, así como el eventual incremento en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de EU han afectado a economías emergentes.

Sin embargo, precisó, México es uno de los países que mejor ha podido enfrentar este tipo de presiones, puesto que tiene en su tipo de cambio un sistema o mecanismo que se ajusta de manera natural entre la oferta y la demanda.

En cuanto a la política monetaria del país, Enrique Peña Nieto precisó que el gobierno actuó con responsabilidad al hacer una serie de ajustes que permitieron optimizar de mejor manera el gasto público “y dejar que la política monetaria la determine un organismo autónomo como lo es el Banco de México”.


Una de las fortalezas, indicó, que le ha permitido a México sortear de mejor manera la volatilidad financiera mundial, han sido las reformas estructurales, que han alentado tanto la inversión nacional como la extranjera.

“Las reformas que hemos impulsado primero tienen que ver con el fortalecimiento a nuestras instituciones democráticas al Estado de derecho y de orden económico, para elevar nuestra productividad y nuestra competitividad”.

El Ejecutivo Federal señaló que entre los países del G20, México fue el quinto país con mejor desempeño económico durante los primeros cuatro meses de 2015, lo cual acredita que las medidas adoptadas y las reformas “nos están permitiendo tener un crecimiento positivo no en los niveles deseados pero sí mejor y mayores al que están teniendo otras naciones”.

México, indicó, está mejorando en sus niveles de consumo interno y enfatizó que tiene una tasa baja de inflación que les está permitiendo a las familias del país que su dinero alcance para más bienes, para tener mayores ahorros y mayor acceso al crédito.

Peña Nieto reiteró su promesa de equilibrar el presupuesto de México en 2017 y evitar aumentos de impuestos durante el resto de su administración.


ABRE DEBATE SOBRE DROGAS
En cuanto a la posibilidad de legalizar las drogas, el Presidente Peña Nieto afirmó que personalmente no está a favor de ello, pero sí de que sea abierto un debate sobre el tema, porque “la política que hemos seguido para combatir el consumo y la producción de ciertos estupefacientes no ha logrado ni evitar el consumo ni la producción de los mismos”.

Esto implica, enfatizó, hacer un análisis del tema que ayude a redefinir de manera integral el cómo atender este fenómeno y cómo hacer frente al consumo y lograr una mayor eficiencia en la prevención para no consumirlas.

La política integral y el cómo combatimos en esta asignatura debe convocarnos a dialogar, a hablar ampliamente y por eso hemos postulado que Naciones Unidas abra un espacio específico para debatir sobre este tema”.

El Ejecutivo remarcó que en México se están produciendo drogas de mayor peligro que tienen como destino mercados como el de Estados Unidos, país en donde aseguró, también se quiere evitar y combatir su consumo y en el que grupos criminales mexicanos obtienen armas de alto calibre.

“México es absolutamente respetuoso en definiciones de política interna que tenga Estados Unidos, pero me parece que en algún punto tendrán que resolver dentro de los derechos que tiene su sociedad cuál privilegiar, si el de la salud, o el de adquirir y tener armas”.