Economía

Pemex ve peligro en nuevas regulaciones

La publicación de operaciones y contratos y un límite para los contratos de venta de primera mano, son algunas regulaciones
que serán impuestas a Pemex, que afirmó que éstas la harían sujeto de extorsiones por parte de grupos delictivos.
Sergio Meana
28 diciembre 2015 23:22 Última actualización 29 diciembre 2015 5:5
PEMEX

Una de las regulaciones que le impondrá la CRE a Pemex es un límite de 365 días para los contratos de venta de primera mano. (Bloomberg)

Pemex se quejó de varias regulaciones que le serán impuestas a partir del próximo año por considerar que la ponen en desventaja frente a su competencia, le restan certidumbre a sus proyectos de largo plazo e incluso la harían sujeto de extorsiones por parte de grupos delictivos, en varios comentarios enviados por Claudia Zubia, Gerente de Gestión Regulatoria de Pemex enviados al sitio de la Comisión Federal de Mejorar Regulatoria (Cofemer).

Sobre la obligación establecida por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para que Pemex publique en un portal información sobre sus operaciones y contratos, Pemex consideró que ninguna petrolera a nivel mundial está obligada a hacerlo y además pondría en riesgo a sus clientes.

“La publicidad de información de consumos, volúmenes, puntos de entrega, etc, pone en una situación de vulnerabilidad a los adquirentes, quienes, entro otros riesgos, podrán estar sujetos a extorsiones de grupos delictivos que conozcan la estructura de sus empresas y el nivel de sus consumos.

le pegan a negocios de pemex


“En ninguno de los portales de las empresas petroleras mundiales se revela información de las operaciones con los clientes y menos aún en el nivel de detalle que solicita la Comisión”, indicó la petrolera nacional en Cofemer. Por ello Pemex informó que Pemex Transformación Industrial procederá a resguardar la información de ventas de clientes.

Otra de las regulaciones que le impondrá la CRE a Pemex es un límite de 365 días para los contratos de venta de primera mano, -definida como la primer enajenación de combustibles que realice Pemex a un tercero- lo que podría implicar un riesgo para monetizar activos como ductos o terminales; por ejemplo, a través de la Fibra-E, que buscan proyectos con certeza a largo plazo.

“Esta vigencia para los contratos tanto de Venta de Primera Mano y Comercialización implica que ni Pemex ni sus empresas comercializadoras pueden brindar certeza a sus adquirentes en el suministro, y tampoco en el uso de la infraestructura relacionada.

“Lo anterior cobra relevancia con motivo de los proyectos de ‘monetización’ que Pemex y sus empresas analizan, ya que Pemex Transformación Industrial o MGC México no pueden establecer contratos de comercialización de largo plazo y por tanto, no tendrán incentivos para reservar capacidad de largo plazo en la infraestructura de transporte y almacenamiento”, lamentó Pemex.

En el mismo portal de Cofemer, la CRE respondió que sin esta regulación se limitaría la entrada de nuevos proveedores por lo que no hacerlo iría en contra de la competencia en la industria que se busca fomentar.

“La CRE considera conveniente limitar la vigencia a un año de los contratos de comercialización que Pemex y sus entes controlados celebren con terceros, así como evitar cláusulas de renovación automática. De otro modo, Pemex y sus entes controlados tendrán la posibilidad de extender su relación contractual con sus clientes, lo que impedirá la entrada de nuevos comercializadores”, señaló.

Pemex se declaró en contra de establecer precios máximos para la venta de primera mano pues provocará que si el precio es inferior al costo de los competidores, no se generarán incentivos para la competencia.