Economía

Pemex, sin presupuesto para desarrollar campos en aguas profundas

Para 2017 Pemex no tendrá recursos para desarrollar campos en aguas profundas puesto que dejará sin presupuesto proyectos como el Cinturón Plegado Perdido y Cinturón Subsalino.
Sergio Meana
20 octubre 2016 0:9 Última actualización 20 octubre 2016 11:1
Pemex, aguas profundas

El riesgo que enfrenta la empresa productiva del Estado de quedarse sin inversión propia en estos proyectos es alta, señalaron especialistas. (Bloomberg)

A pesar de que este año se llevará a cabo la primera licitación para que Pemex tenga un socio en aguas profundas del Golfo de México, es ahí donde no habrá recursos en 2017 de aprobarse el Proyecto de Egresos de la Federación.

De acuerdo con dicho documento, Pemex dejará sin presupuesto 98 de sus 364 proyectos, entre los que destacan el Cinturón Plegado Perdido, que se quedará sin 2 mil 106 millones de pesos que solicitó para desarrollar esta área en el próximo año.

El segundo proyecto más caro sin presupuesto, también en aguas profundas, es el de la exploración del Cinturón Subsalino, que se quedará sin mil 934 millones de pesos, zona en la que se encuentran los bloques a licitar de la Ronda 1.4 de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Consultada al respecto, Pemex señaló que lo anterior responde a que en aguas profundas se buscarán más alianzas para disminuir riesgos geológicos y financieros.

FOCOS
Motivos. La petrolera explicó que su estrategia es impulsar las asociaciones, quienes aportarían el capital que le falta.

Prioridad. la mayor parte de los proyectos que quedarán fuera son de exploración y desarrollo de campos.
focos


“La estrategia a seguir es impulsar asociaciones, particularmente en aguas profundas; el ejemplo es Trion, donde nuestra inversión es mucho menor a si fuéramos solos, compartimos riesgos y nos beneficiamos de la tecnología. En estas asociaciones Pemex es un socio atractivo por su conocimiento y la experiencia en la exploración de este tipo de campos”, respondió la petrolera.

Enrique Silva Pérez, abogado y consultor independiente del sector energético, señaló que la estrategia de Pemex para suspender la inversión responde a una nueva visión de la empresa.

“El próximo año Pemex tiene contemplado que junto con Hacienda, CNH y Sener van a iniciar nuevos procesos de farm-outs y migraciones, e implica que Pemex no va a dejar de tener un nivel de control en proyectos que ahorita están otorgados por asignaciones”, explicó.
En este sentido, el experto dijo que con las migraciones a nuevos contratos lo que sucederá es que llegará inversión de la iniciativa privada a los proyectos de la empresa nacional, la cual es necesaria por el monto de inversión tan elevado que implican.

“Pemex no puede darse ahora el lujo, como inicialmente quiso, de operar todos los campos que solicitó y consideró que podría enfrentar”, comentó Silva Pérez.

Una fuente cercana a la petrolera que pidió no ser citada por estar asesorando a Pemex en este tema, indicó que el riesgo que enfrenta la empresa productiva del Estado de quedarse sin inversión propia en estos proyectos es alta, toda vez que si alguna circunstancia cambia -por ejemplo que nadie presente ofertas o haya un cambio de régimen- podría dejar de invertirse en los yacimientos con mayores recursos prospectivos del país.