Economía

Refinería de Salina Cruz parará dos o tres semanas tras el sismo

Funcionarios de Pemex explicaron que la refinería, que detuvo operaciones por más de dos meses tras un incendio, tuvo afectaciones en los turbogeneradores, por lo que tendrá que suspender actividades hasta por tres semanas.
Bloomberg
12 septiembre 2017 18:51 Última actualización 12 septiembre 2017 21:4
refinería

refinería

El director general de Pemex, José Antonio González Anaya, dijo que la refinería Ing. Antonio Dovalí, en Salina Cruz, Oaxaca, suspenderá operaciones por entre dos y tres semanas tras el impacto del sismo del pasado jueves.

Detalló que las instalaciones no sufrieron daños estructurales, pero sí hay equipo con afectaciones.

"Nuestros generadores de energía necesitan ser realineados, y eso llevará unas dos o tres semanas", sostuvo González Anaya en entrevista con Bloomberg Television en Nueva York.

“El terremoto causó varios impactos, ninguno en los procesos ni en la estructura”.

La suspensión de Salina Cruz viene mientras las refinerías de Pemex se esfuerzan en abastecer la creciente demanda interna de gasolina y diésel, lo que ha causado un alza en las importaciones. El paso del huracán 'Harvey', que detuvo las unidades de proceso de crudo en Texas, intensificó la competencia con Estados Unidos por embarques de petróleo de otros países.

No obstante, la compañía mantiene sus objetivos a alcanzar para este año.

En el mismo sentido, el director de Pemex Transformación Industrial, Carlos Murrieta, dijo en una entrevista radial que el terremoto del jueves afectó de manera importante los turbogeneradores.

Murrieta sostuvo que mientras se efectúa el programa de rehabilitación de cuatro turbogeneradores, la empresa usará unos portátiles para poder arrancar la refinería Ing. Antonio Dovalí, con capacidad para procesar 330 mil barriles por día (bpd).

"Nosotros quisiéramos estar ya de vuelta en aproximadamente tres, cuatro semanas", destacó Murrieta sobre la refinería, que estuvo parada por más de dos meses hasta hace pocas semanas luego de un incendio.

El directivo dijo que el abasto de gasolina para el mercado local está garantizado por dos meses pues la petrolera contrató cargamentos cuando los suministros de las refinerías de Texas, Estados Unidos, fueron interrumpidos por el huracán 'Harvey'.

"Tenemos ya todos los cargamentos contratados para cubrir septiembre y principios de octubre", explicó días después de precisar que la petrolera había traído gasolinas, diésel y turbosina de la costa este de Estados Unidos, Alabama y Bermuda.

Un portavoz de Pemex dijo el lunes a Reuters que no se habían podido reiniciar operaciones en la refinería debido a las continuas réplicas, pese a que la empresa había anunciado el viernes que lo haría pronto.

*Con información de Reuters