Economía

Pemex deberá abrir la puerta a pipas de gasolina

Aunque Pemex cuenta con un amparo de la SCJN ante la sanción de la Cofece por prácticas anticompetitivas, Alejandra Palacios, titular de este organismo, aseguró que con el nuevo marco legal, la petrolera sí sería sancionada por atar las ventas de combustible al traslado con pipas.
Sergio Meana
26 enero 2017 22:34 Última actualización 27 enero 2017 5:5
Pemex

(Bloomberg)

Si bien la Segunda Sala de la Suprema Corte concedió un amparo a Pemex contra la sanción por 653 millones de pesos que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) le impuso por prácticas anticompetitivas en 2013 relacionadas con atar las ventas de combustible al traslado con pipas de la petrolera, con el nuevo marco legal sí sería sancionada, expuso Alejandra Palacios, presidenta del órgano regulador.

“Esta resolución de la Suprema Corte no implica que si hoy en día Pemex hiciera la misma practica no pudiera ser sancionada por la Cofece, queda muy claro y esto a raíz de la reforma y la Suprema Corte lo enfatiza.

Pemex tiene absolutamente prohibido negar la entrada de permisionarios a sus terminales de almacenamiento y también tiene prohibido atar la venta de combustible a la contratación de cualquier servicio logístico”, destacó Palacios en entrevista.

Pemex tiene absolutamente prohibido negar la entrada de permisionarios a sus terminales de almacenamiento... y atar la venta de combustibles


Lo que está ahora en marcha, dijo, es llevar este nuevo marco legal a la práctica para que así cualquier dueño de una franquicia Pemex, de una gasolinera, pueda llevar el producto de las refinerías a sus estaciones como mejor le convenga.

Para lo anterior, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) con la recomendación previa de la Cofece, publicó en octubre nuevos contratos de venta de primera mano que impiden que se condicione la venta de la gasolina a la contratación del transporte.

“Por ejemplo, todos los contratos firmados por todas las estaciones ataban la venta al contrato con Pemex, es decir, tu eres franquiciatario de Pemex solo si me compras a mí el transporte y la gasolina, entonces había que modificar esos contratos.

“Ahora, como franquiciatario de Pemex, puedes comprarle este servicio y pedirle que te la entregue en la estación de servicio o tú recogerla, y para esto había que hacer normativas al respecto, hay unos nuevos contratos de comercialización y Pemex está obligado a modificarlos todos a más tardar este verano (nueve meses desde octubre)”, explicó.

Sobre si el amparo fue una derrota, Palacios respondió que más bien se trata de ver hacia adelante, toda vez que algunas veces se gana y a veces se pierde y más en un mercado que está sufriendo un cambio de monopolio a apertura total.