Economía

Pemex buscará indemnización
de 34 mil mdp por
ceder gasoductos

Pemex valuó en 34 mil millones de pesos su infraestructura de gasoductos que ahora administrará Cenegas y la empresa será indemnizada con este monto por la pérdida de los activos derivado de la reforma energética, los cuales deberá cubrir el gobierno federal.
Edgar Sigler
17 junio 2015 0:31 Última actualización 17 junio 2015 5:5
gasoducto

La red de gasoductos de Pemex, valuada en 34 mil millones de pesos, pasará a manos de Cenegas. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Pemex ha tasado parte de su infraestructura de transporte de ductos en cerca de 34 mil millones de pesos, dinero que buscaría recibir como parte de una indemnización al ceder parte de sus activos al Centro Nacional de Control de Gas (Cenegas), –un organismo público descentralizado creado como parte de la reforma energética–, que administrará el Sistema Nacional de Transporte y Almacenamiento de Gas.

La empresa productiva del Estado valuó en ese monto los gasoductos y las instalaciones que se usan ahora para transportar el hidrocarburo, los cuales pasarán a manos de Cenegas, el nuevo gestor del sistema, según datos de su reporte anual 2014 enviado a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

“Pemex será compensado por estos activos de acuerdo a los términos establecidos por la Comisión Reguladora de Energía (CRE)”, añadió la petrolera, sin especificar la longitud de la red que cederá, y que ahora pertenece a Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB), según datos del mismo reporte.

La legislación establece esta compensación a Pemex por la pérdida de los activos derivado de la reforma energética, los cuales deberá cubrir el gobierno federal.


La Comisión Reguladora de Energía mantendrá el control de los contratos de venta de primera mano, el instrumento que norma las condiciones en que hasta antes de la reforma, Pemex vendía sus productos como el gas natural o los petrolíferos para que terceros los transformaran y ofrecieran al público.

La apertura de esta red de transporte, la más importante del país, resultará fundamental para las compañías que quieran ingresar al mercado tanto de la venta de gas natural como de derivados del petróleo, explicaron analistas del sector energético consultados por El Financiero.

“Las empresas quieren tener todo a su disposición. No quieren venir a invertir miles de millones en ductos porque ya de por sí es un riesgo venir a México. Por eso están contando con que la infraestructura de recolección y transporte esté disponible”, enfatizó la abogada y experta en temas del sector energético, Miriam Grunstein.

En el caso del gas natural ya existían empresas privadas dedicadas a la construcción y operación de ductos, y la distribución del gas natural y gas LP, pero con la apertura de la petroquímica básica, además del fin del monopolio de Pemex en la extracción y la importación de hidrocarburos, las empresas privadas tendrán acceso a toda la cadena.

Ahora las empresas pueden optar por importar gas natural de Estados Unidos, y pedir al Cenegas su transporte, algo que ya podía hacerse con Pemex, pero que se encarecía debido a que la petrolera incluía otros servicios, lo que incrementaba el precio del producto, señaló el director general de la consultora especializada GMEC, Gonzalo Monroy.

“Lo que pasaba es que había subsidios cruzados, donde la parte de transporte subsidiaba la cadena completa del gas natural”, expuso el analista.

Pemex podía negar el acceso al transporte de gas o petrolíferos a través de sus ductos bajo las anteriores reglas, argumentado que existía saturación, por lo que tocaba al regulador demostrar lo contrario.
Ahora el Cenegas, como nuevo gestor, debe demostrar a la CRE que no tiene capacidad para llevar una carga, pues de lo contrario, se obliga a arrendar la infraestructura a quien se los pida, explicó Monroy.

La petrolera nacional controla la mayor red de distribución y transporte del país con cerca de 70 mil kilómetros de longitud –de ellos sólo poco más de 50 mil se encuentran activos–.

A través de este sistema de transporte sus subsidiarias llevaron 83 por ciento de los productos que extrajeron o refinaron durante el año pasado, según datos de Pemex a la SEC.

Con la reforma constitucional al sector energético se creó Cenegas como un organismo público descentralizado, con la función de encargarse de la gestión, administración y operación del sistema nacional de ductos de transporte y el almacenamiento de este hidrocarburo.

Las actividades de transporte, almacenamiento y distribución de los hidrocarburos, tanto para ductos como para otros medios de distribución, se realizarán mediante permisos otorgados por la CRE.

Los permisionarios de transporte y distribución mediante ductos tendrán la obligación de dar acceso abierto a sus instalaciones y servicios, sujeto a la capacidad de su sistema, en términos de la regulación emitida por la CRE.

“Con esto se pretende que la industria, la calidad, seguridad y continuidad del suministro de gas opere con eficiencia”, señaló la Secretaría de Energía (Sener) al hablar de la creación de este organismo en su reporte de ‘Prospectiva sectorial 2014-2028’.

Además, “con esta regulación se impedirá que se pongan barreras de entrada, se evite el acaparamiento y posibles conflictos que inhiban el adecuado desarrollo y crecimiento del subsector”, opina Sener en su reporte.

pemex_busca_indemnizacion_web-01