Economía

Pemex ‘apaga’ un tercio
de su capacidad de refinación de crudo

El índice de utilización del Sistema Nacional de Refinación (SNR) de Pemex cayó a 65 por ciento al cierre de noviembre; expertos señalan que esto se debe a que estas plantas procesan petróleo ligero, cuando en el país la mayor parte del crudo que se produce es pesado.
Sergio Meana
18 febrero 2015 0:13 Última actualización 18 febrero 2015 5:5
Refinería en Hidalgo. (Archivo/Cuartoscuro)

Refinerías como las de Tula y Salamanca ya no son tan rentables como antes para Pemex. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- México tiene apagada una tercera parte de su capacidad de refinación.

El índice de utilización del Sistema Nacional de Refinación (SNR) de Pemex cayó a 65 por ciento al cierre de noviembre, una de las cifras más bajas en los últimos años, lo que lo coloca como en el fondo de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que toma en cuenta el reporte “El mercado del Petróleo” de la Agencia Internacional de Energía (IEA).

La baja capacidad de refinación de México, se enfrenta al 90 por ciento de Estados Unidos y el 89 por ciento de Canadá en la región de Norteamérica.

El problema de México es que la mayor parte del crudo que produce es pesado y sus refinerías están configuradas para procesar petróleo ligero, además de que no ha habido inversión en esta área, explicaron los expertos.


“Esto se debe a que cada vez se produce menos crudo ligero, entonces en la medida en que no existe la disponibilidad de crudo ligero, la capacidad de las refinerías se queda sin utilizar”, destacó Luis Miguel Labardini, socio de Marcos y Asociados.

Ésa es la razón fundamental por la que Pemex está pensando en importar 100 mil barriles de crudo ligero de Estados Unidos, solicitud que ya está en proceso.

Una fuente que pidió no ser citada señaló que además la modernización del SNR no se ha dado con la velocidad necesaria.

“La infraestructura no se ha mejorado al ritmo en que han sucedido los cambios de las características del crudo, nuestro país tiene yacimientos de crudo pesado a partir de Cantarell, pero buena parte de las refinería se hicieron para crudos más ligeros”, indicó esta voz.

Una segunda razón para que el 35 por ciento de la capacidad del país esté ociosa es que las plantas de Tula, Salamanca y Salina Cruz -cuya reconfiguración ha sido postergada-, producen un alto volumen de combustóleo, hidrocarburo que ya no tiene la misma demanda en la industria eléctrica, donde ha sido sustituido por el gas natural, por ser más económico y menos contaminante.

“Entonces si no tienes quién te compre el combustóleo pues nada más no lo produces, porque en México se está utilizando el gas natural como fuente primaria de energía”, enfatizó Labardini.

La diferencia con las refinerías de otras partes del mundo, como las de Estados Unidos, en las que se ha mantenido una alta capacidad de refinación, es que ahí sí se han hecho inversiones constantes como en las de la Costa del Golfo, donde se reconfiguraron para recibir crudo pesado de México y Venezuela.

La IEA da cuenta de que México -cuya empresa estatal Pemex anunció este lunes que canalizará una buena parte de sus recortes de inversión al área de refinación- tiene una tendencia adversa al resto del mundo. El volumen de barriles procesados en el cuarto trimestre de 2014 a nivel mundial se incrementó en 0.2 millones de barriles.