Economía

Parquímetros obtienen 83 pesos diarios por cada cajón

Al término de octubre, se estima que el Gobierno del DF habrá obtenido ingresos cercanos a los 427 millones de pesos, 83 pesos diarios, por los más de 19 mil cajones de estacionamiento operados por los mil 240 parquímetros que hay en la ciudad.
Angélica Hernández
17 diciembre 2014 23:57 Última actualización 18 diciembre 2014 5:5
Parquímetro

Durante 2013 los parquímetros en la capital del país reportaron ingresos por más de 166 millones de pesos. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Este año el Gobierno del Distrito Federal (GDF) obtendrá alrededor de 83 pesos diarios por cada cajón de estacionamiento operado por los parquímetros, de lunes a viernes en jornada de 12 horas.

Al cierre de octubre se estima que este programa –que integra mil 240 parquímetros, con poco más de 19 mil 590 cajones de estacionamiento– habrá registrado ingresos cercanos a los 427 millones de pesos, sin considerar multas e infracciones, un incremento de 157 por ciento con respecto a 2013, de acuerdo con la titular de la Autoridad del Espacio Público (AEP), Dhyana Quintanar Solares, encargada de este programa en el GDF.

En 2013 los parquímetros reportaron ingresos por más de 166 millones de pesos, sin contar multas.

Quintanar Solares aseguró que 30 por ciento de los ingresos de los parquímetros se invierten en mejoramiento urbano.
“Este porcentaje se destina a proyectos de mejora y rehabilitación de espacio público. Mientras que el 70 por ciento restante, se destina a la empresa para la implementación y operación de más parquímetros”, dijo.


Aseguró que los ingresos obtenidos por concepto de multas generadas por este programa se utilizan para fortalecer la Secretaría de Seguridad Pública, aunque evitó dar más detalles al afirmar que corresponde a la Secretaría de Finanzas (Sefin) el manejo de esos recursos.

PLANES DE EXPANSIÓN

Este año se planea expandir el programa a las colonias Guadalupe Inn, terminar de consolidar el polígono de Lomas, donde de acuerdo a Quintanar Solares, es una demanda de los propios vecinos y continuar trabajando en la delegación Benito Juárez.

La ampliación significaría un total de mil 585 parquímetros, es decir un incremento de 345 unidades más respecto de los mil 240 operados a octubre de 2014.

Actualmente el sistema de parquímetros Ecoparq opera en ocho polígonos: Polanco, Las Lomas-Virreyes, Anzures, Roma-Condesa, Florida, Noche Buena, Ciudad de los Deportes y Crédito Constructor, con mil 240 aparatos.

Las tarifas que cobran son de un mínimo de dos pesos por cada 15 minutos y hasta 8 pesos por cada hora. El pago máximo es de seis horas.

Frente a la posible expansión de los parquímetros a colonias como Granada, Nuevo Polanco, Irrigación, Nápoles y Coyoacán, sus detractores cuestionan la utilidad de este programa.

En contra de la instalación de parquímetros se encuentran agrupaciones como la Asociación de Defensa Roma-Condesa, cuyo vocero Edgar Avilés asegura que los parquímetros son una buena solución para ciudades europeas, pero no para México, donde este tipo de políticas generan que se concentren o confluyan una mayor cantidad de habitantes en ciertas colonias, que tendrían que tener una determinada densidad poblacional, que se rebasa y que genera que con ello no existan lugares suficientes de estacionamiento para los residentes.

“A alguien se le ocurrió que el mismo modelo podía funcionar para Latinoamérica y para México, pero no es así”, aseguró Avilés, habitante de la Roma y vocero de la Asociación de Defensa Roma-Condesa.

Aseveró que en la Roma-Condesa se tienen registrados 80 mil habitantes de acuerdo al padrón electoral, pero diariamente llegan alrededor de 170 mil flotantes a esa zona, debido a que las delegaciones otorgan cambios de uso de suelo para la apertura de más bares, restaurantes, antros y oficinas, lo que colapsa el espacio de estacionamientos.

“Es decir, en la ciudad central que ellos pretenden hacer, se está concentrando tal cantidad de población que no se está viendo un desarrollo de esta ciudad”, lamentó.

En este sentido, Quintanar Solares defendió el cambio de uso de suelo y el uso de suelo mixto, pues “es una tendencia de desarrollo urbano, las ciudades compactas acercan estos servicios a la gente, si tienes usos de suelo mixto tienes proximidad para caminar y obtener una mayor eficiencia de tu tiempo. Esos cambios de uso de suelo, son positivos”, dijo.

'CIUDADDES CERRADAS'

Avilés afirmó que el argumento detrás de este programa es la centrificación y redensificación de la ciudad centro, a costa de impactar en otros puntos como viviendas caras y pequeñas.

Explicó que la centrificación que se busca en las seis delegaciones centrales: Coyoacán, Álvaro Obregón, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Gustavo A. Madero, es decir la zona que está dentro del Circuito Interior, quiere redensificar estas colonias, por consiguiente, hacer edificios más grandes y traer más gente a vivir al centro de la ciudad con el tema que argumenta el GDF que es el de movilidad urbana.
“La idea del Gobierno del Distrito Federal es hacer ciudades cerradas, donde todo mundo pueda vivir y trabajar en la zona y por ende bajar los costos de movilidad.

De lo que no hablan es de cómo le va a hacer el carpintero para pagar la renta de Polanco, o el conserje, o la muchacha de limpieza”, dijo Avilés.

“parquímetros