Economía

Paran labores trabajadores agrícolas de filial de Driscoll’s en San Quintín

Desde las 7:00 horas, operadores de maquinaria de Berrymex, filial de Driscoll’s, pararon labores para exigir mejoras en las condiciones de trabajo en los ranchos de frambuesas ubicados en el Valle de San Quintín.
Zenyazen Flores
29 agosto 2016 15:31 Última actualización 29 agosto 2016 15:35
berries

(Bloomberg)

Trabajadores operarios de maquinaria agrícola de la empresa Berrymex, filial de la trasnacional Driscoll’s, iniciaron un paro de labores la mañana de este lunes en demanda de mejoras en las condiciones generales de trabajo en los ranchos de frambuesas de la empresa ubicados en el Valle de San Quintín, Baja California.

Son 60 operadores agrícolas los que pararon labores desde las 7:00 horas de este lunes, los cuales son la totalidad de trabajadores del área de maquinaria que trabajan en 25 ranchos que tiene Berrymex en San Quintín.

Los trabajadores iniciaron el paro laboral en el Ejido Emiliano Zapata en el Valle de San Quintín, después caminaron por la carretera Transpeninsular para manifestarse en las oficinas de Berrymex ubicada en la colonia Vicente Guerrero, Baja California.


Lorenzo Rodríguez, secretario general del Sindicato Independiente Democrático Nacional de Jornaleros Agrícolas (SINDJA), indicó que los trabajadores operarios en paro son tractoristas, maquinistas, fumigadores, piperos, que son los encargados de preparar los surcos para la cosecha pero que actualmente no tienen la protección necesaria para trabajar en los ranchos.

El SINDJA que surgió tras las protestas de jornaleros del Valle de San Quintín en marzo de 2015, respalda junto con la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) el paro de labores iniciado la mañana de este lunes.

“Los trabajadores que se van a paro hoy son los que fumigan, los que hacen surcos, hoy el trabajo de Berrymex se detiene al 100 por ciento; estos trabajadores no son los que piscan las frambuesas, son los trabajadores que hacen los surcos para que los jornaleros empiecen a cosechar, son exclusivamente del área de maquinaria”, indicó.

La principal demanda de los trabajadores operarios es protección: overol, guantes, botas, cascos, gafas, pues la empresa Berrymex no proporciona el equipo necesario para laborar en los ranchos.

“Demandamos equipo de seguridad y que de ninguna manera sea descontado del salario porque es parte de la herramienta de trabajo. La Ley Federal del Trabajo prevé esa parte, la empresa está obligada a darnos herramientas de trabajo antes de que se cause un accidente de trabajo”, señalaron los trabajadores paristas.

Rodríguez explicó que Driscoll’s tiene alrededor de 25 pequeñas empresas en San Quintín además de Berrymex, las cuales le entregan los productos pues la empresa no cosecha ni siembra, ya que la empresa trasnacional de lo que se encarga es de exportar a Estados Unidos toda la mercancía de berries que se producen en la región pero también en Michoacán y Jalisco.

Las diferentes variedades de berries constituyen unos de los tres agroproductos mexicanos más exportados, y los productores de las frutillas consideran que en esta temporada superarán las ventas de aguacate y jitomate.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries), al cierre de 2015 la exportación de frutillas a nivel nacional fue de mil 500 millones de dólares, y debido al incremento sostenido de producción y ventas, del 20 por ciento en los tres últimos años, en la temporada que inicia en septiembre próximo podría encabezar las ventas de agroproductos al extranjero y a nivel nacional.

: