Economía

Paraísos fiscales no serán opción para mexicanos

El SAT dio a conocer que en el 2016, los mexicanos ya no podrán 
encauzar sus cuentas bancarias a países como Islas Caimán, Suiza, Andorra y Mónaco, llamados paraísos fiscales.
Danizú Patiño
20 diciembre 2015 22:18 Última actualización 21 diciembre 2015 8:3
Zúrich, Suiza

La intención es que cada vez sea más complicado llevar a cabo prácticas de evasión o elusión fiscal, expuso el SAT. (Archivo)

Las Islas Caimán, Suiza, Andorra y Mónaco, son países cuyo régimen fiscal preferente (con tasa nula al ingreso y conocidos como paraísos fiscales) ya no será opción para que mexicanos, y originarios de otros 100 países, dirijan sus cuentas bancarias, señalaron funcionarios de la Administración General de Grandes Contribuyentes del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

A partir de 2016 los bancos en México tendrán la obligación de identificar las cuentas a nombre de extranjeros y reportarlas al SAT, quien intercambiará esta información con administraciones fiscales de otros países, a cambio de información de mexicanos con cuentas en el extranjero, a partir de 2018, explicó Alfredo Revilak, administrador de fiscalización internacional.

Lo anterior es parte de la implementación del Reporte Estándar Común (CRS, sus siglas en inglés) impulsado por el G20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

La adopción del CRS avanza paulatinamente, en 2017 México comenzará a intercambiar la información de 2016 con los países con los que tenga acuerdo, pues sí bien participan más de 100 países, cada nación elegirá con quien intercambiar información según su conveniencia e intereses, por ejemplo España, Canadá y Brasil.

“La intención es que cada vez sea más complicado llevar a cabo prácticas de evasión o elusión fiscal porque todos los países se van a ir integrando”, dijo Gabriela López, de la Administración Central de Fiscalización.

Nombre, dirección de residencia y número de identificación fiscal, son los datos de los cuentahabientes que se intercambiarán en el mundo. En caso que haya cambios en los datos sin confirmar, la autoridad puede verificarlos, detalló López.

Por ahora el trabajo de los países que participan se concentra en los procedimientos para el intercambio y vigilancia de datos y en su cruce, para detectar discrepancias, lo cual se está comenzando a realizar con los datos de mexicanos en Estados Unidos tras el primer intercambio como parte de la Ley FATCA, dijo por su parte, Alfredo Cruz, administrador central de Normatividad Internacional.

Explicó que para la seguridad en el intercambio de información se diseñaron mecanismos para el encriptamiento de documentos.