Economía

Incrementan recorte al gasto para 2016

Al entregar el paquete económico 2016, el Secretario de Hacienda destacó que contiene un recorte de 221 mil millones de pesos respecto al gasto programable de 2015, con lo que se busca construir un gobierno menos costoso y más eficiente.
Redacción
08 septiembre 2015 17:41 Última actualización 08 septiembre 2015 18:50
El Secretario de hacienda entregó el paquete económico 2016. (Cuartoscuro)

El Secretario de Hacienda entregó el paquete económico 2016. (Cuartoscuro)

Para el 2016 el Presupuesto de Egresos contiene un recorte de 221 mil millones de pesos respecto al gasto programable de 2015, indicó Luis Videgaray, secretario de Hacienda, durante la entrega del Paquete Económico.

“Ya se ha hecho un ajuste de 124 mil millones; el ajuste será el restante para llegar a los 221 mil millones de pesos”, indicó.

Esta cifra representa un ajuste de 1.5 por ciento del PIB y representa una diferencia de 4.7 por ciento respecto al gasto de este año.


Asimismo, dijo que se buscará dar un destino específico al uso de los remanentes de operación del Banco de México, que serán exclusivos para reducir los requerimientos para amortizar deuda y mejorar el balance.

Ante el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, dio a conocer que también se presentarán modificaciones a leyes como la orgánica, ley de presupuesto y responsabilidad social, ley federal de contabilidad, entre otras.

“Se tiene como objetivo principal preservar la estabilidad de nuestra economía a partir de un principio de responsabilidad y proteger los recursos de las familias mexicanas, con políticas realistas, de crecimiento, precio del petróleo y plataforma de crudo, tasa de interés y tipo de cambio”, anotó.

El funcionario adelantó que se propondrá una reducción del déficit público de 1.0 por ciento del PIB a 0.5 por ciento y los requerimientos financieros del sector público de 4.1 a 3.5 por ciento para el 2016.
Aseguró que no se proponen impuestos adicionales.

Se propondrán estímulos a la inversión mediante la depreciación acelerada para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y beneficios a las empresas que reinviertan las utilidades si no las retiran como dividendos para que puedan reducir la carga fiscal, indicó.