Economía

"Paguen sus impuestos", reclama zona euro
a empresas 

Jeroen Dijsselbloem, jefe de los ministros de Finanzas de la zona euro, enfatizó que raíz de los escándalos de prácticas de evasión de impuestos, las empresas tiene que pagar sus impuestos de manera justa.
Reuters
10 septiembre 2016 8:29 Última actualización 10 septiembre 2016 8:29
jeroen

Los tiempos están cambiando, afirmó Jeroen Dijsselbloem.(Bloomberg)

Las multinacionales deben abstenerse de prácticas de evasión fiscal y pagar la parte de impuestos que les corresponde, dijo Jeroen Dijsselbloem, jefe de los ministros de Finanzas de la zona euro, en un nuevo respaldo a la lucha contra la evasión impositiva en la Unión Europea.

A raíz de las revelaciones en los "Papeles de Panamá" de prácticas generalizadas de evasión de impuestos, Bruselas ha endurecido su impulso en pos de la equidad fiscal endureciendo los controles y adoptando normas más estrictas. La reciente exigencia multimillonaria de impuestos a Apple forma parte de esa tendencia.

"Mi mensaje a esas empresas es que están luchando la batalla equivocada. Tienes que adaptarte. Los tiempos están cambiando", dijo a la prensa el jefe del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandésal llegar a una reunión de ministros de Finanzas de la UE en Bratislava, donde se debatirá sobre las políticas fiscales.

"Tienen que pagar sus impuestos de manera justa. Una parte en Estados Unidos, una parte en Europa. De modo que prepárense para hacerlo", añadió Dijsselbloem.


La Comisión, que se encarga de la defensa de la competencia del mercado en Europa, está investigando el régimen fiscal en varios países de la UE para evaluar si, mediante la reducción de los impuestos a corporaciones multinacionales, se habrían estado concediendo ayudas públicas ilegales.

El distribuidor online Amazon.com Inc y el grupo de restaurantes de comida rápida McDonalds Corp se enfrentan a investigaciones de la Comisión Europea sobre los impuestos en Luxemburgo, mientras que la cadena de cafeterías StarbucksCorp ha sido condenada a pagar hasta 30 millones de euros (33 millones de dólares) en impuestos atrasados al estado holandés.

Los Países Bajos han apelado contra la decisión de la Comisión sobre Starbucks, e Irlanda hizo lo mismo en el caso de Apple, por temor a que esto pueda socavar el atractivo de unos impuestos bajos para las multinacionales.

Dijsselbloem dijo que la Comisión tenía razón en la investigación de una posible ayuda estatal ilegal, pero añadió que él cree que los Países Bajos tienen derecho a preguntar al tribunal de la UE si las normas se están aplicando correctamente por parte de la Comisión Europea.