Economía

Pacto por México enfrenta prueba de fuego con reformas energética y hacendaria

12 febrero 2014 4:30 Última actualización 28 junio 2013 6:32

[Bloomberg]


 
 
Eduardo Ortega
 

Si bien la aprobación de las reformas constitucionales en materia educativa y de telecomunicaciones representan un gran avance para el país, el Pacto por México enfrenta su prueba de fuego con la discusión de las reformas energética y fiscal en el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión que inicia en septiembre.
 

Entrevistados por EL FINANCIERO, el director del Centro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en México para América Latina, José Antonio Ardavín; y el economista senior del Banco Mundial, Joost Draaisma, hacen una evaluación de los primeros seis meses del acuerdo alcanzado entre el gobierno de la República y las tres principales fuerzas políticas del país, PAN, PRI y PRD.
 

Ambos coinciden en que el Pacto es un documento guía importante e innovador, que sienta las bases para la colaboración entre los actores de la política mexicana y, por lo tanto, muy prometedor porque durante 20 años la falta de acuerdos ha impedido aprobar grandes reformas.
 

A seis meses de su firma, consideran, los resultados son bastante positivos, porque ya se han aprobado 2 reformas constitucionales extremadamente ambiciosas, como la educativa y de telecomunicaciones, que eran impensables no sólo hace algunos años, sino hace algunos meses.
 

Para José Antonio Ardavín, desde ese punto de vista, hay un efecto demostración de que el Pacto por México ha venido funcionando.
 

Sin embargo, acota, se avecinan discusiones muy complejas, porque estarán sobre la mesa las reformas fiscal y energética, las cuales la OCDE ha planteado como "necesarísimas" para impulsar el desarrollo y un mayor crecimiento del país.
 

"La fiscal es la reforma madre, porque es la que permite muchas otras reformas en educación, salud e infraestructura, etcétera. Exhortamos a todos los actores a que sean ambiciosos como se fue suficientemente ambicioso en la educativa y en la de telecomunicaciones", destaca.
 

De acuerdo con el director del Centro de la OCDE en México para América Latina, debe darse un diálogo franco al interior del Pacto por México para alcanzar un acuerdo fundamental de gran trascendencia en materia energética, que permita contar con una energía sustentable, a bajo costo y, al mismo tiempo, tener una palanca del desarrollo.
 
 

Exabruptos electorales

Pese a los avances, el Pacto, sin embargo, no ha estado exento de exabruptos que han puesto en riesgo su continuidad, dadas las acusaciones tanto del dirigente del PAN, Gustavo Madero, como del PRD, Jesús Zambrano, contra el gobierno del presidente de Enrique Peña Nieto de usar presuntamente los programas sociales con propósitos clientelares.
 

Esa situación llevó al Consejo Rector a firmar, a principios de mayo, el Adéndum del Pacto por México, con el objetivo de blindar los programas sociales de un uso electoral.
 

Al respecto, Ardavín considera que las elecciones del 7 de julio son muy claramente locales, que aunque tienen un impacto, hasta ahora no se ha demostrado que afecte al Pacto por México.
 

Señala que en todos los países que pertenecen a la OCDE hay elecciones a cada rato, por lo que la competencia en las urnas en nuestro país no debieran ser un obstáculo para los acuerdos.
 
 
 
El éxito del Pacto depende de la reforma fiscal
 

La fiscal es una reforma muy importante para el éxito del Pacto por México, porque el sector público enfrentará crecientes presiones fiscales en los próximos años que difícilmente se pueden liberar sin aumentar la recaudación.
 

De acuerdo con el economista senior del Banco Mundial, Joost Draaisma, las presiones fiscales mayores para México se ubican en el área de decrecientes ingresos netos por la explotación del petróleo, así como de gastos públicos crecientes por el envejecimiento de la población.
 

Considera que existe cierto consenso de que la estructura y las tasas del sistema tributario de México no están fuera del rango internacional.
 

Sin embargo, sostiene, son las exenciones, regímenes especiales, tasas reducidas y deducciones las que minan la capacidad recaudatoria, mismas que permiten y alientan a la evasión fiscal y a la informalidad.
 

"Cerrando estos enormes huecos en el sistema tributario generaría los recursos para enfrentar las presiones fiscales en el mediano plazo y podría fortalecer la capacidad del gobierno de proveer los bienes públicos necesarios y complementarios a la inversión privada así como de financiar los programas de transferencias, monetarias y en especie, que permiten un mayor impacto en la reducción de la pobreza y la inequidad", añade.
 

Para Draaisma, el Pacto es un mecanismo muy interesante para acordar, entre todas las fuerzas políticas en el país, las prioridades en la agenda de reformas y así romper con el estancamiento.
 

En este marco, el funcionario del organismo multilateral destaca la importancia de la reforma hacendaria para nuestro país, porque con su aprobación podría no sólo impulsar el crecimiento económico, sino sobre todo atender objetivos muy importantes en materia de política pública.