Economía

OIT prevé que surja ‘desempleo tecnológico’

La capacidad de lidiar con máquinas inteligentes y adaptabilidad son algunas de las competencias que deberán tener trabajadores calificados para no sufrir el desempleo tecnológico.
Zenyazen Flores
02 marzo 2017 22:27 Última actualización 03 marzo 2017 5:5
Siasun Robot & Automation Co. (China Daily)

El “desempleo tecnológico” puede desaparecer alrededor del 47%  de las ocupaciones en la próxima década. (China Daily)

A la presión que tienen los mercados laborales por el bono demográfico, alta informalidad y bajo crecimiento económico, se suma la necesidad de formar “operadores del futuro”, es decir, trabajadores calificados que estén “conectados”, de lo contrario, serán los primeros en sufrir “desempleo tecnológico”, advirtió la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

José Manuel Salazar, director de la OIT para América Latina y el Caribe indicó que el operador del futuro debe contar con competencias como la capacidad de lidiar con máquinas inteligentes, adaptabilidad y ser capaz de seguir aprendiendo, pues los mejores trabajos demandan estas competencias.

Durante el foro “El futuro del empleo en México”, organizado por Amedirh, OIT y CONOCER, indicó que la tecnología provocará una dinámica de destrucción y creación de empleos, así como la transformación de ocupaciones, proceso en el que los trabajadores con alta calificación serán los que ganen las posiciones.

Salazar dijo que si bien no hay estadísticas oficiales hasta el momento, un estudio de la Universidad de Oxford estima que en Estados Unidos el “desempleo tecnológico” puede desaparecer alrededor del 47 por ciento de las ocupaciones en la próxima década.

Mientras que los más optimistas sugieren que también puede haber una complementariedad y que por cada empleo que desaparezca por la tecnología pueden crearse tres más por innovación.

Por su parte, Mónica Flores, directora general de ManpowerGroup para Latinoamérica, dijo que las competencias más demandadas por el mercado laboral son pensamiento crítico, creatividad, comunicación y colaboración, así como cualidades de carácter socio emocionales como persistencia, adaptabilidad, curiosidad, iniciativa, liderazgo, conciencia social y cultural.

“Los empleadores están dispuestos a pagar hasta 20 por ciento más del tabulador si esa persona cuenta con las habilidades que necesita (...) para conseguirlas también se requiere autocapacitación para adaptarse a los nuevos esquemas de trabajo que exigen las nuevas tecnologías”, expuso.