Economía

Oceanografía vuelve a operar con Pemex

Sería en septiembre cuando Oceanografía reinicie sus operaciones con tres mil empleados y cumpla 13 contratos con Petróleos Mexicanos, puesto que tiene programado que las negociaciones con sus acreedores concluyan en esta semana.
María Idalia Gómez/Eje Central
24 agosto 2014 23:54 Última actualización 25 agosto 2014 5:0
Oceanografía

Oceanografía tiene contemplado reiniciar sus operaciones en septiembre, tras concluir las negociaciones con sus acreedores. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Oceanografía está lista para volver a los mares y reiniciar sus operaciones petroleras, después de una serie de negociaciones con sus acreedores que se tiene programado concluir esta semana.

De terminar de ultimar los últimos detalles, en septiembre arranca una vez más su trabajo, con lo que se espera que recupere cuando menos la mitad de la capacidad que tenía hasta antes de febrero, cuando fue intervenida por la Procuraduría General de la República (PGR).

De acuerdo con información de las partes que están en la negociación, Oceanografía piensa reiniciar operaciones con tres mil empleados y cumplir 13 contratos con Pemex, tras haber sido declarada el pasado 8 de julio en concurso mercantil, por su insolvencia para enfrentar deudas por casi 18 mil millones de pesos.

El proceso inició formalmente hace 10 días, al convocarse a todos los acreedores, que suman hasta ahora 100 en una lista preliminar, y quienes en su mayoría han aceptado la propuesta de pagos y plazos para cubrir los adeudos, que van de uno a 10 años.


Según empresarios involucrados en las negociaciones, faltarían unos 40 acreedores más por sumarse a esa lista, entre ellos Banamex, el banco presuntamente defraudado por Oceanografía al entregarle estimaciones de obra falsas en nueve contratos otorgados por Pemex, que le habrían causado un daño por 585 millones de dólares.

Los acuerdos alcanzados hasta ahora con las empresas acreedoras deberán presentarse ante el juez a cargo del concurso mercantil, el Tercero de Distrito en Materia Civil, Felipe Consuelo Soto, para que sean válidos y junto con la resolución que emitió hace unos días para que Pemex no pueda rescindir los contratos con Oceanografía, ni le requiera el pago o le reclame la fianza, le ha permitido a la empresa prepararse para reiniciar sus operaciones en septiembre.

En total Oceanografía mantenía vigentes 34 contratos con Pemex antes del 28 de febrero, cuando la PGR intervino la empresa, que comenzaron a ser rescindidos por la paraestatal por incumplimiento. Sin embargo, con la resolución del juez, otros casos se están litigando en tribunales para impedir la pérdida de esos convenios.

Un tercer elemento es que Pemex deberá pagar a Oceanografía un adeudo que tenía por trabajos ya realizados que alcanzarían los 600 millones de pesos, capital que se utilizará para poner en funcionamiento a la compañía.

En principio, Oceanografía comenzará a cumplir 13 de los contratos que ya fueron liberados por la paraestatal y para ello utilizará tres barcos y tres mil empleados. Al paso de los meses se prevé que el número se incrementará hasta llegar a 25 buques y 8 mil trabajadores.

Este nivel de operaciones aún no son los que la empresa manejaba hasta febrero, en donde mantenía a 11 mil empleados permanentes y 2 mil más eventuales; así como en operación más de 40 barcos propios o en proceso de compra, y unos 80 rentados.

En este proceso, ya se han alejado los que se mencionaron como potenciales compradores de los activos de Oceanografía. Se conoce del caso del grupo encabezado por Miguel Alemán Magnani, quien en un principio se mostró interesado pero posteriormente decidió declinar la posibilidad de participar en la compra de algunos activos.

Desde julio en que se solicitó el concurso mercantil, empresas dueñas de barcos que eran rentados a Oceanografía los han recuperado, lo mismo que ha ocurrido con otros subcontratistas que proporcionaban equipo y empresas filiales que sufrieron el congelamiento de cuentas, porque ante el juez sólo debe quedarse lo que aparezca a nombre de la empresa. La PGR tampoco tiene la facultad de mantenerlos intervenidos.

En los próximos seis meses, de acuerdo con la ley, Oceanografía continuará saneando sus finanzas, firmando convenios de pago con sus acreedores y recuperando sus operaciones para evitar que vaya a quiebra. En todo este tiempo el consejo de administración de Oceanografía, que encabeza Amado Yáñez -quien sigue bajo proceso penal por la desviación de un crédito que le fue otorgado-, no podrá recuperar su posición en la empresa.

En la PGR las investigaciones continúan, y por ello sigue la intervención de los bienes de la empresa, pero no ha habido más avances después de que se solicitara orden de aprehensión contra tres ex empleados de Banamex, y por la parte de Oceanografía, Amado Yáñez y uno de sus socios, Martín Díaz Álvarez.