Economía

OCDE prevé efectos económicos de reformas en México hasta 2016

El secretario de la organización, José Ángel Gurría, dijo que el caso de México es muy importante para comprobar que es posible llevar a cabo reformas de enorme trascendencia.
Notimex
06 noviembre 2014 8:23 Última actualización 06 noviembre 2014 8:23
 [Bloomberg] José Angel Gurría Treviño, asegura que esta es la única forma de alcanzar los objetivos. 

[Bloomberg] José Angel Gurría Treviño, asegura que esta es la única forma de alcanzar los objetivos.

PARÍS.- El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, estimó hoy aquí que las reformas estructurales realizadas en México ya se notarán positivamente en la economía mexicana el año próximo pero sobre todo, de manera más notable, en 2016.

El efecto de las reformas en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México ya se verá “parcialmente en el año 2015 y claramente en el año 2016”, declaró a Notimex el titular de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El exsecretario mexicano de Hacienda y Crédito Público presentó este jueves un reporte provisional de la OCDE sobre las perspectivas de crecimiento mundiales que prevé un crecimiento positivo de la economía mexicana del 3.9 por ciento en 2015 y del 4.2 por ciento en 2016.

El nivel de crecimiento estimado para México está por encima del promedio pensado para la economía del G-20, que representa 90 por ciento del PIB mundial, en los próximos dos años y es el cuarto más elevado después del dato de crecimiento previsto para China, India e Indonesia.

El máximo responsable de la OCDE reconoció el efecto de las reformas en esta estimación, pero advirtió que su efecto no es automático en la economía mexicana.

“Hemos insistido en que todas estas reformas toman tiempo para empezar a sentirse en términos de crecimiento, inversión y empleo”, recordó Gurría.

Gurría subrayó “la palabra inversión porque precisamente la expectativa es que al aumentar los flujos de inversión a sectores que hasta ahora habían estado cerrados para la inversión privada extranjera claramente se van a empezar a sentir las consecuencias”.

Sobre las buenas previsiones para la economía mexicana el año próximo, Gurría precisó que también se ven fortalecidas por las buenas perspectivas de la economía mundial y de Estados Unidos que la OCDE pronostica para los dos próximos años.

De acuerdo con la organización, de la que forman parte las 34 principales economías mundiales, tanto la economía global como la de Estados Unidos crecerán por encima del 3.0 por ciento tanto en 2015 como en 2016.

“Estamos proyectando que, en general, en el mundo, y en Estados Unidos, que es tan crucial para México, las cosas también mejoran en 2016 y esto por supuesto también tiene efecto de jalón para México y nos ayuda”, subrayó.

En México se está viendo una situación de recuperación basada en una mejor situación internacional y en el efecto del incremento de la inversión derivado de las reformas, reiteró Gurría.

El secretario general de la OCDE, que presentará sus perspectivas en la próxima cumbre de líderes del G-20 que tendrá lugar la próxima semana en Brisbane (Australia), recalcó el hecho de que México haya adoptado reformas en un contexto de crisis internacional.

“El caso de México es muy importante en cuanto a comprobar que es posible aún en momentos de mucha dificultad, en el contexto económico internacional, llevar a cabo reformas de enorme trascendencia”, dijo.

“Y comprueba que precisamente por la gran dificultad del contexto económico internacional la respuesta es más reformas, más reformas, más reformas”, concluyó Gurría, quien ofreció una rueda de prensa en la sede mundial de la OCDE esta mañana en París.