Economía

OCDE: falta a IP detonar el gasto en tecnología

Mientras que en países como Corea del Sur 75 por ciento de la inversión en ciencia y tecnología procede del sector privado, en México ésta es mínima, indicó José Ángel Gurría, quien indicó que en el país este gasto lo hace principalmente el gobierno.
Jeanette Leyva
18 octubre 2015 23:37 Última actualización 19 octubre 2015 5:5
tecnología

La brecha en cuanto a inversión en ciencia y tecnología por parte del sector empresarial mexicano se hace más grande, afirmó la OCDE. (Bloomberg)

Cada año la brecha en cuanto a inversión en ciencia y tecnología por parte del sector empresarial mexicano se hace más grande con respecto a otros países, por lo que hoy se encuentra en bajos niveles de innovación, de investigación y desarrollo, afirmó José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

Detalló que en Corea este gasto representa cuatro por ciento del PIB y dos tercios son del sector privado, mientras que en México a finales de sexenio se llegará a 1 por ciento, donde mayoritariamente la aportación la hace el gobierno.

Indicó que si el sector privado en el país no ha podido detonar todavía una visión más ambiciosa, en cuanto a investigación y desarrollo “¿por qué nos sorprendemos de tener un bajo crecimiento y altos niveles de desigualdad?”.

Los niveles de desigualdad son insostenibles, son el caldo de cultivo ideal para todo tipo de problemas

BAJA PRODUCTIVIDAD
Gurría destacó que México tiene los niveles de productividad más bajos de la OCDE, al estar 60 por ciento por debajo del promedio de los países que conforman el organismo y 70 por ciento por debajo de Estados Unidos.

“Y el problema es que estas cifras son mayores que las de hace diez años, es decir, vamos para atrás, en términos de la brecha de productividad, y en particular con Estados Unidos”.

Indicó que esto es un reflejo de los rezagos que se tienen en el sistema educativo y los bajos niveles de competitividad, lo que ha hecho que el país tenga niveles insostenibles de desigualdad, los cuales son “el caldo de cultivo ideal para todo tipo de problemas; crimen organizado, frustraciones de los jóvenes a quienes se prometió que con más estudios tendrían la recompensa de mejores trabajos, de mejores empleos, de mejores remuneraciones y además limitan la capacidad de crecimiento del país”, dijo.