Economía

Nuevos gobernadores recibirán deuda mayor
a 114 mil mdp

La deuda que recibirán los gobernadores entrantes de nueve entidades ascenderá a más de 114 mil 600 millones de pesos, el cual aumentará en la segunda mitad del año debido al pago de varias prestaciones, por lo que expertos señalan que éstos tendrán que trabajar en diseñar esquemas que mejoren sus finanzas.
Dainzú Patiño
09 junio 2015 0:23 Última actualización 09 junio 2015 5:5
Deuda

Al primer semestre de 2015, esta es la deuda que recibirán los nuevos gobernadores. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- A los nueve gobernadores electos en las votaciones pasadas les espera una deuda superior a 114 mil 600 millones de pesos, monto acumulado al primer trimestre.
De este saldo, más de 12 mil millones de pesos pertenece a los municipios de los nueve estados y el resto al gobierno de las entidades y organismos estatales.

El 1 de septiembre, cuando los gobernadores de Campeche, Nuevo León, Sonora, Michoacán, San Luis Potosí, Baja California Sur, Guerrero, Querétaro y Colima, tomen protesta, recibirán una deuda mayor a la del primer trimestre, pues se tendrá registro de la deuda del primer semestre que difundirá Hacienda el 14 de agosto.

De acuerdo con estimaciones de Fitch Ratings, para el año se espera un aumento en la deuda de todos los estados de 10 a 15 por ciento, con un mayor ritmo a partir del segundo semestre de 2015, explicó Humberto Panti, responsable regional de Finanzas Públicas de la calificadora.


Sin considerar la deuda de los municipios, de las nueve entidades, las más endeudadas son Nuevo León, con 55 mil 974.3 millones de pesos, Sonora con 17 mil 109 millones y Michoacán con 16 mil 652 millones de pesos.

En el primer trimestre del año, el incremento anual de la deuda en los estados con elecciones a gobernador fue de 14.2 por ciento.

RETOS POR VENIR
Respecto de las participaciones federales, las obligaciones financieras de Nuevo León y Sonora representan 225 por ciento y 115 por ciento, respectivamente, es decir su deuda supera los ingresos federales, indican cifras de Hacienda.

En este tipo de entidades, el margen de maniobra es menor, por lo que tendrán que emprender acciones para la generación de recursos propios.

En Nuevo León, hace más de un año se incrementó el Impuesto sobre Nómina de 2 a 3 por ciento e impulsa la inversión con asociaciones púbico-privadas, señaló Panti.

Daniela Brandazza, directora del área de Calificaciones de Estados y Municipios de Standard & Poor’s, dijo que los gobernadores asumirán sus puestos en el segundo semestre, justo cuando los gastos de los estados se elevan, –por aguinaldos para maestros– y los ingresos tienden a ser menores.

La situación se complica por la baja en los ingresos petroleros, por lo que tendrán que ser ágiles para diseñar esquemas de corto y largo plazos para mejorar sus finanzas y cumplir con las promesas de campaña, apuntó

“elecciones