Economía

Arabia Saudita no tocará su política petrolera

A pesar de que el mercado petrolero enfrenta una de las crisis de precios más fuerte en décadas, derivada de la sobreoferta, el recién nombrado rey saudí estaría dispuesto a apoyar las medidas de la OPEP en materia energética. 
Reuters
23 enero 2015 8:5 Última actualización 23 enero 2015 12:29
El rey de Arabia Saudíta Salman

El rey Salman bin Abdulaziz de Arabia Saudita atiende el funeral de su hermano, el rey Abdullah. (Reuters)

SINGAPUR.- El nuevo rey de Arabia Saudita apoyaría una política de la OPEP de mantener la producción de petróleo sin cambios para proteger la cuota de mercado del grupo, aún cuando los mercados energéticos enfrentan algunos de los cambios más grandes en décadas.

El rey de Arabia Saudita Abdullah murió la madrugada del viernes (tiempo local) y su hermano Salman se convirtió en el nuevo monarca, informó la Corte Real del mayor exportador de petróleo del mundo en un comunicado oficial.

Salman bin Abdulaziz nombró a su medio hermano Muqrin como heredero a la Corona, una decisión para evitar el temor a una crisis de sucesión en momentos en que Arabia Saudita se enfrenta a una agitación sin precedentes en sus fronteras.


Se espera que el nuevo rey continúe en líneas generales las políticas de Abdullah, según los analistas.

"El rey Abdullah fue el arquitecto de la estrategia actual de mantener la producción alta y forzar la salida de los jugadores más pequeños en lugar de realizar un recorte", dijo John Kilduff, socio de Again Capital LLC en Nueva York.

Kilduff dijo que Salman es conocido como un defensor de los intereses de Arabia Saudita y que el mercado podría esperar que mantenga una producción alta.

El analista de FGE Tushar Bansal opinó que "en general, a partir de ahora no se espera un cambio importante en las políticas saudíes", pero sostuvo que el mercado se centrará en si el ministro de Petróleo de Arabia Saudita podría ser reemplazado.

"Ali Al-Naimi, ha sido el ministro de Petróleo desde 1995. Anteriormente se reportó que había expresado su deseo de dimitir, pero el rey Abdullah le pidió que permaneciera mientras él estuviera en el poder".

"Por lo tanto, la verdadera pregunta es, si hay un nuevo ministro de Petróleo pronto, ¿esto dará lugar a un cambio en la política energética saudí?", agregó.

Los futuros del crudo subieron inicialmente el viernes, pero luego se debilitaron y todavía operaban más de 50 por ciento por debajo de sus picos más recientes en junio del 2014.

ÚLTIMA SUCESIÓN

Una continuación de las políticas existentes estaría en línea con lo que sucedió después de la última sucesión. En 2005, cuando murió el rey Fahd, surgieron preocupaciones similares sobre el liderazgo de Arabia Saudita.

Tras el anuncio de la muerte del rey Fahd el 1 de agosto de 2005, el crudo Brent subió a un máximo histórico de casi 61 dólares por barril.

El príncipe heredero Abdullah, que en la práctica gobernaba desde que Fahd sufrió un derrame cerebral en 1995, asumió como nuevo monarca y los funcionarios buscaron calmar a los operadores al subrayar que no habría cambios en la política petrolera de mantener a los mercados bien abastecidos.