Economía

Nuevo gobierno argentino tiene grandes retos económicos

Corregir el déficit fiscal, eliminar el cepo cambiario con la estabilización de la moneda y negociar con los tenedores de los bonos “holdouts” para regresar a los mercados financieros internacionales de capitales, son los retos que enfrentará el nuevo presidente argentino, Mauricio Macri, expusieron analistas.
Leticia Hernández
09 diciembre 2015 22:59 Última actualización 10 diciembre 2015 5:0
ME Macri

Para normalizar sus relaciones con los mercados de capitales, el gobierno debe negociar con los tenedores de bonos “holdouts, comentaron expertos. (Archivo)

Hoy inicia la presidencia de Mauricio Macri que pone fin a 12 años del Kirchnerismo en Argentina y abre una nueva etapa en su historia en medio de desbalances macroeconómicos.

Analistas identifican tres grandes retos para el nuevo presidente: corregir el déficit fiscal, que este año se prevé alcance un 7 por ciento del PIB; eliminar el cepo cambiario con la estabilización de la moneda y negociar con los tenedores de los bonos “holdouts” para regresar a los mercados financieros internacionales de capitales.

“Me parece que la situación de la economía argentina presenta al mismo tiempo grandes desafíos y oportunidades”, dijo Andrés Cardenal, economista CFA basado en Buenos Aires. Mencionó que el crecimiento está estancado, el déficit desbordado, registra una de las tasas de inflación más elevadas del mundo y una escasez importante de reservas en el Banco Central.

“La mirada optimista es que las cosas se han hecho muy mal en los últimos años, por lo tanto hay un enorme margen para mejorar. Argentina podría atraer grandes sumas de dinero internacional con una política económica más razonable y amigable”, mencionó a El Financiero.

Destacó que el déficit fiscal en niveles de 7 por ciento del PIB no se habían registrado desde la década de los ochentas y está impactando fuertemente a la inflación debido a la emisión monetaria para financiar el déficit.

Será necesario eliminar el cepo cambiario, que son restricciones para la compra de dólares y tener un mercado de cambios único y libre. “Es prácticamente imposible que Argentina tenga un proceso de desarrollo económico sostenido con el esquema de restricciones actual. El gobierno entrante va a buscar una liberalización del mercado en cuando tenga los recursos necesarios para estabilizar el tipo de cambio.

Para normalizar sus relaciones con los mercados de capitales, el gobierno debe negociar con los tenedores de bonos “holdouts, aquellos que no entraron al canje”.

El escenario base de Bank of America Merrill Lynch supone una solución satisfactoria al problema de la retención de la deuda en la segunda mitad de 2016, que permitirá a Argentina recuperar el acceso a los mercados. Estima que entre 11 mil a 16 mil millones de dólares sean emitidos en bonos.

También tiene un pronóstico de que sea en la segunda mitad del 2016 cuando la administración de Macri llegue a un acuerdo con los tenedores de bonos.