Economía

Nueva dirección de Pemex tiene sus prioridades

José González Anaya, afirmó que una de sus prioridades al frente de Pemex será estabilizar la plataforma petrolera con el fin de darle de nuevo la rentabilidad que debe tener como el primer contribuyente del gobierno federal. 
Karla Rodríguez
09 febrero 2016 23:26 Última actualización 10 febrero 2016 5:5
anaya

José Antonio González fue designado nuevo director general de Pemex. (Bloomberg)

La prioridad de José Antonio González Anaya como nuevo director general de Pemex, será estabilizar la plataforma petrolera y hacer los ajustes necesarios en los costos e inversión para darle viabilidad y rentabilidad a la petrolera.

La producción de Pemex cayó 11 por ciento, al pasar de 2 millones 547 mil barriles diarios en 2012 a 2 millones 266 mil barriles diarios al cierre del año pasado.

“Las prioridades, que son difíciles, son estabilizar la plataforma, y esto lleva tiempo porque las inversiones son inerciales y los resultados se tardan mucho, y hacer los ajustes (…) necesarios en los costos y en las prioridades de inversión en Pemex para darle la viabilidad y la rentabilidad que debe tener como el primer contribuyente del Gobierno Federal”, dijo el nuevo director de Pemex en entrevista con Primero Noticias.

Gonzalo Monroy director de la consultora energética GMEC, aseveró que lo primordial, antes que resolver la situación financiera de Pemex, será buscar un mecanismo para incrementar la producción petrolera para alcanzar los 2.5 millones de barriles diarios y continuar con los proyectos pendientes de la reforma energética.

Las prioridades, que son difíciles, son estabilizar la plataforma y esto lleva tiempo

“Lo más importante ahora no es la reingeniería financiera de Pemex, lo más importante es la reingeniería de largo plazo para aumentar la producción. En la parte financiera va a tener la ayuda de la Secretaría de Energía y en última instancia del Gobierno Federal, pero de incrementar la producción ellos son los responsables primarios y ese es un rol que no pueden pasarle a nadie más, eso es algo que le corresponde a Pemex y en especial a su director general”, dijo Monroy.

Agregó que es importante que Pemex continúe invirtiendo en perforación y exploración de pozos, para encontrar nuevos yacimientos e incrementar la producción.

“La pregunta clave es cómo incrementar la producción en nuestros campos ya existentes, cómo frenar la declinación en los campos, cómo evitamos que nos ocurra un nuevo Cantarell, que pasó de producir 2.2 millones de barriles diarios a menos de 300 mil barriles diarios, eso es lo que tenemos qué hacer”, dijo.

Por su parte el senador panista, José Luis Lavalle, confió en que la experiencia de González Anaya al frente del IMSS le dará herramientas suficientes para poder encausar a Pemex a buen rumbo.

“José Antonio tiene un pasado que lo sustenta muy bien, con buenas credenciales y esperamos que tome las decisiones correctas y que junto con el Consejo, porque recordemos que ya no toman decisiones solo, que tome las mejores decisiones”, dijo el también integrante de la Comisión de Energía en el Senado.

PEMEX NECESITABA REINGENIERÍA
El cambio en la dirección de Pemex con la llegada del exdirector del IMSS a la petrolera paraestatal va acorde con el trabajo de reingeniería que necesita para adaptarse a la nueva realidad del país y global, afirmó Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Señaló que entre las prioridades de la nueva administración deberá estar aterrizar el mecanismo financiero de Factoraje para Proveedores ante los adeudos con empresarios.“La deuda con proveedores pequeños, medianos y grandes es importante y urge implementar esta medida complementándola con otras. En el CCE estimó que el monto de los adeudos ronda los siete mil millones de dólares”, dijo.