Economía

Guajardo dice que México no aceptará nuevos aranceles

El secretario de Economía afirmó que imponer nuevos aranceles en las negociaciones del TLCAN implicaría que diversos sectores tanto México como EU y Canadá pidan protecciones especiales.
Redacción
21 febrero 2017 12:1 Última actualización 22 febrero 2017 5:5
Ildefonso Guajardo

El secretario de Economía participó en el foro Nuevas Estrategias para la Nueva Norteamérica, en Toronto, Canadá. (Bloomberg)

México no aceptará nuevas cuotas o aranceles en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues “sería desastroso”, aseguró el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, en Toronto, Canadá.

“Nada en el nuevo TLCAN debe dar un paso hacia atrás. Definitivamente, no incluiremos ninguna medida de gestión de comercio, como cuotas o abrir ‘la caja de Pandora’ de los aranceles. Sería desastroso”, advirtió el secretario frente a inversionistas y funcionarios canadienses.

Durante su conferencia en el foro Nuevas Estrategias para la Nueva Norteamérica, organizado por el Consejo Canadiense para las Américas, el funcionario aseguró que aunque las negociaciones “no serán fáciles”, en definitiva no incluirán nuevas cuotas.

Aseguró que imponer aranceles implicaría que diversos sectores en cada uno de los tres países del acuerdo pidan protecciones especiales.
Además, afirmó que Washington tiene que reconocer que el TLCAN “ha sido beneficioso” para Estados Unidos, pues advirtió que sin esa declaración las negociaciones empezarían “sesgadas”.

No incluiremos ninguna medida de gestión de comercio, como cuotas o abrir ‘la caja de Pandora’ de los aranceles. Sería desastroso”

FOCOS
El costo. Analistas políticos en Canadá han sugerido en las últimas semanas ‘sacrificar’ a México.

Categórico. Las negociaciones en torno al tratado actual fueron realizadas de manera tripartita.No incluiremos ninguna medida de gestión de comercio, como cuotas o abrir ‘la caja de Pandora’ de los aranceles.


Señaló que hay temas que no pueden explicarse sin la intervención de los tres países que forman el acuerdo, como la industria automotriz, la aeroespacial o la de computadoras, pues están ligadas a cadenas de valor.

Como ejemplo, agregó que por cada dólar que México invierte en estas industrias hay un “input” combinado de 61 centavos de dólar de Estados Unidos y Canadá.

INICIO DE NEGOCIACIONES
De acuerdo con Guajardo, las negociaciones iniciarán “antes del verano”, y la mayor parte de las conversaciones acerca del acuerdo tendrán que llevarse a cabo sobre una base trilateral para dar confianza a los inversionistas de que las reglas se aplicarán de la misma manera para los tres países.

En ese sentido, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, expuso que se tratará de una negociación en la que desde México ya se tienen principios muy claros y objetivos específicos, pues “sabemos nuestros límites y es todo lo que necesitamos”, afirmó.

Durante su participación en el foro realizado en Toronto, el canciller coincidió con su homóloga canadiense, Chrystia Freeland, en que la renegociación del acuerdo que tiene su origen en 1994 debe realizarse de forma tripartita, y que la relación debe ser más profunda que la retórica.

En el marco de este evento, el secretario Videgaray sostuvo una reunión de trabajo con el ex Primer Ministro Brian Mulroney, quien fue promotor y artífice del TLCAN, quien apuntó que ahora se presenta una oportunidad de actualizar este tratado para que siga siendo un motor de crecimiento de la región.


Posteriormente, tanto Videgaray como Guajardo encabezaron una reunión con representantes mexicanos y canadienses del sector de autopartes, con quienes hablaron de las oportunidades de inversión existentes y sobre las cadenas de valor que tienen ambos países en esa industria.

Los funcionarios sostuvieron también un encuentro con altos directivos de empresas canadienses, que compartieron la importancia de México para diversos sectores, y destacaron iniciativas conjuntas para favorecer y reforzar la interacción comercial.

Por último, los secretarios mexicanos se reunieron con la ministra Freeland, en un encuentro privado por más de una hora y 45 minutos, para discutir las estrategias para aumentar el crecimiento de la clase media en ambas naciones, temas de inmigración, así como la competitividad de la región de Norteamérica, de acuerdo con un comunicado de la cancillería.

: