Economía

Ni la disminución de las tarifas eléctricas impidió ‘fuga’ de alta industria

Aunque entre el primer semestre de 2012 y el mismo periodo de 2016 los precios de las tarifas eléctricas para la gran industria bajaron 23 por ciento, las ventas por megawatt hora para este sector también se redujeron en 11 por ciento en dicho periodo.
Valente Villamil
05 agosto 2016 0:20 Última actualización 05 agosto 2016 12:20
acero

La economía retrocedió en el segundo trimestre debido a una desaceleración en el ritmo de expansión del sector industrial. (Bloomberg)

La baja en las tarifas eléctricas de CFE registrada entre 2012 y 2016 no fue suficiente para frenar la ‘fuga’ de grandes industriales, que en lugar de incrementar su consumo energético, tendieron a reducirlo.

Este fenómeno se puede interpretar como un menor crecimiento de la gran industria, señaló Juan Acra, presidente del Consejo Mexicano de la Energía (Comener).

“Al tener un menor margen en la actividad industrial estos son los resultados”, dijo en entrevista con El Financiero.

Aunque entre el primer semestre de 2012 y el mismo periodo de 2016 los precios de las tarifas eléctricas para la gran industria disminuyeron 23 por ciento, las ventas por megawatt hora para este sector también se redujeron en 11 por ciento en dicho periodo, de acuerdo con el Sistema de Información Energética (SIE), con base en los datos de la propia CFE.

Entre el primer semestre 2012 y el primer semestre del presente año las ventas de electricidad de CFE a grandes clientes industriales pasaron de 23 millones 270 mil megawatts hora a 20 millones 790 mil megawatts hora, según cifras de la empresa productiva del Estado.
Mientras que la tarifa promedio mensual para la gran industria pasó de 126.94 a 96.4 centavos por kilowatts-hora.

“La economía retrocedió en el segundo trimestre debido a una desaceleración en el ritmo de expansión del sector industrial, influido por la baja del precio del barril de crudo. Según un análisis financiero realizado en el Consejo de la energía, el sector industrial registró una caída estimada de 0.5 por ciento sobre la variación trimestral del 2016”, detalló Juan Acra al explicar la relación entre la productividad industrial y la caída en la demanda de energía.

TAMBIÉN SON EFICIENTES

Sin embargo, además de una desaceleración productiva de la gran industria, la baja en las ventas medidas por megawatts-hora también se explica por una mayor eficiencia tanto de las fábricas que consumen más electricidad, como de la misma CFE, de acuerdo con expertos del sector energético consultados por El Financiero.

“La eficiencia energética es ya un sistema que está permeando cada día más en todas las industrias, Cemex por ejemplo, tiene indicadores de cuántos kilowatts hora requiere para fabricar una tonelada de cemento y la industria siderúrgica también tiene ese tipo de indicadores”, aseguró Jorge Armando Gutiérrez Vera, exdirector de la extinta Luz y Fuerza del Centro y presidente de la organización Cogenera, que agrupa a empresas que cogeneran electricidad.

Los cambios hechos por la industria para ser más eficientes, explicó Gutiérrez Vera, se pueden ver en sus procedimientos operativos para sustituir motores de muy baja eficiencia. “En alguna medida por eso se da este fenómeno que te digo (de reducción del consumo)”, agregó.

CFE TAMBIÉN AVANZA

Si bien la iniciativa privada ha hecho lo propio por volverse más eficiente en cuanto al uso de energía eléctrica, la CFE no se ha quedado atrás, según Arturo Carranza, analista en Solana Consultores.

“La CFE está generando eficiencias en lo que tiene que ver desde la generación, el transporte, la distribución y la comercialización, se está perdiendo menos electricidad y eso se refleja en un mejor desempeño financiero”, indicó.

Como prueba basta ver el último reporte financiero de CFE del segundo trimestre en donde la compañía mostró sus primeros resultados positivos desde 2010 con una utilidad neta de 106 mil millones de pesos.

“Si analizamos el último reporte, uno de los indicadores que llama la atención tiene que ver con la eficiencia en la operación. La CFE destaca que parte del buen resultado está asociado a la reducción de las pérdidas de energía”, aseveró el experto en energía del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), Arturo Carranza.

Pese a la baja de precio de las tarifas eléctrica, los grandes clientes industriales de CFE están comprándole menos ahora, que antes.