Economía

Negociación del TLCAN ‘no deja dormir’ a los maiceros de EU

Los productores de maíz del vecino país del norte siguen alerta ante la renegociación del acuerdo porque México es su principal cliente: tan sólo en 2016, el país compró casi 13 millones de toneladas de maíz amarillo. Los granjeros coinciden en que el TLCAN necesita modernizarse.
Daniel Blanco
30 noviembre 2017 23:26 Última actualización 01 diciembre 2017 5:0
maíz

maíz

Los productores de maíz de EU siguen con atención las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya que México es su principal cliente.

Tan sólo en el año pasado, el país compró 2 mil 363 millones de dólares de maíz amarillo, lo que equivale a 12.95 millones de toneladas, de los que 98.5 por ciento fueron adquiridos del vecino del norte; el resto de este producto provino de países como Argentina, Brasil y una pequeña parte de Rusia.

“Apenas produjimos nuestra tercera cosecha (de maíz) más grande en la historia, ¿a dónde iría todo ese maíz? Sabemos que mucho de ese maíz vendría a México, pero también sabemos que sin TLCAN, la relación comercial sería mucho más difícil”, aseguró Christopher Novak, director general de la National Corn Growers Association de Estados Unidos, en entrevista.

Agregó que la ventaja competitiva estaría en peligro si no se construye un nuevo acuerdo.

“Desde el punto de vista estratégico, y esto no sólo obedece al TLCAN, México debe de tener una más amplia canasta de países a quienes vender y a quiénes comprar, la dependencia que tenemos de Estados Unidos es muy grande para vender y para comprar y eso, con estrategias de políticas públicas lo tenemos que empezar a matizar.

Precisamente por ello este año le compramos a Argentina”, dijo José Calzada, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, en el marco del Foro Económico de Pesca y Acuacultura 2017.

Defienden el tratado

Para Phillip Councell, un granjero estadounidense que pertenece al US Grains Council, logísticamente hace sentido que el maíz de EU venga a México y considera que el mayor perdedor en un escenario donde no exista tratado comercial sería el consumidor.

Ambos coinciden en que el TLCAN necesita modernizarse, pero no necesita que se le realicen grandes cambios, al menos en el sector en donde se desenvuelven, y consideran que sus contrapartes mexicanas están “en la misma página”.

recobranimpulso1