Economía

Nadie quiere ser el mayor importador de petróleo del mundo

Aunque las importaciones de Estados Unidos y China se han recuperado, ¿Quién se pone más nervioso durante las reuniones de la OPEP? ¿Quién es más vulnerable a las interrupciones de la oferta, la geopolítica o el nacionalismo de los recursos?, cuestionan los especialistas.
Bloomberg
17 junio 2016 9:50 Última actualización 17 junio 2016 9:50
Petróleo

(Bloomberg)

El mayor importador de petróleo del mundo es un título que nadie quiere.

Durante décadas fueron los dueños indiscutidos de esa corona. El año pasado China pasó al frente por primera vez en medio de una creciente demanda y en momentos en que la mayor producción de shale de Estados Unidos desplazaba a las importaciones. El Reino Medio parecía estar en camino de convertirse en el centro del mundo importador de crudo.

Luego llegó el petróleo a 30 dólares. Las compañías exploradoras de Estados Unidos paralizaron la mayor cantidad de torres de la historia moderna, la producción empezó a declinar y las importaciones se han recuperado. También las firmas petroleras chinas redujeron la producción y mantuvieron una creciente demanda. Ahora los dos países están parejos.

“No creo que ningún país quiera jactarse de ser el mayor importador de crudo del mundo”, dijo John Driscoll, estratega jefe de JTD Energy Services Pte en Singapur. “¿Quién se pone más nervioso durante las reuniones de la OPEP? ¿Quién es más vulnerable a las interrupciones de la oferta, la geopolítica o el nacionalismo de los recursos?”.

El único grupo que no tiene motivos para preocuparse es la Organización de Países Exportadores de Petróleo, que necesita que los compradores absorban una abundancia de oferta que ha reducido los precios a la mitad respecto del nivel de hace dos años.

IMPORTACIONES EN EU

Estados Unidos importó en marzo 8.04 millones de barriles de petróleo por día, según la Administración de Información sobre Energía –EIA por la sigla en inglés-, la mayor cantidad desde agosto de 2013 y alrededor de 330 mil más que China en el mismo período. La producción estadounidense ha caído 5.9 por ciento luego de alcanzar el nivel más alto en abril de 2015, y las compañías perforadoras mantienen ocioso el 80 por ciento de las torres petroleras del país desde octubre de 2014.

Las importaciones estadounidenses crecen luego de años de declinación debido a la mayor producción de shale. Por su parte, el crecimiento económico chino ha cuadruplicado las importaciones desde principios de 2005, lo que convierte al país en el segundo mayor consumidor del mundo. China importó más petróleo que Estados Unidos en un mes por primera vez en abril de 2015 y nuevamente en febrero.

La producción de crudo de China declinó en mayo en mayor proporción en 15 años en tanto compañías productoras desde PetroChina Co. hasta Cnooc Ltd. reducen la perforación en yacimientos no rentables. La menor producción local aumentará la dependencia del país de las importaciones de Medio Oriente y Rusia, dijo en un correo electrónico Gordon Kwan, jefe de análisis de gas y petróleo para Asia de Nomura Holdings Inc. en Hong Kong. China también permitió hace poco que refinerías independientes más chicas, a las que se llama teteras, empiecen a importar petróleo de forma directa, lo que crea nuevos compradores.

“No creo que Estados Unidos supere a China de forma consistente”, dijo Amrita Sen, economista jefa de petróleo de Energy Aspects Ltd. en Londres, “sobre todo dado que ahora China tiene una mayor demanda de crudo por parte de las refinerías tetera”.