Economía

Mujeres se convertirán
en mayores clientes
del sector asegurador

Según un estudio realizado por la Corporación Financiera Internacional, Accenture y AXA en 10 naciones emergentes, en 2030 las mujeres se convertirán en las principales compradoras de productos de aseguramiento.
Yuridia Torres
17 septiembre 2015 10:21 Última actualización 17 septiembre 2015 11:55
MUJERES

(Cuartoscuro)

En unos años, las mujeres se convertirán en las principales compradoras de productos de aseguramiento y para enfrentar esta situación las compañías de seguros necesitan diseñar estrategias de venta y productos dirigidos para el sexo femenino, informó Michael Steidl, coordinador de Acceso al Financiamiento de la Corporación Financiera Internacional México (IFC, por sus siglas en inglés).

El estudio “Protección para la mujer: Ofrecer seguros a las mujeres para proteger a todos e impulsar el crecimiento inclusivo”, realizado por IFC, Accenture y la compañía de seguros AXA en diez países emergentes, revela que actualmente son las mujeres quienes toman la decisión final al momento de comprar un seguro y de otros productos financieros.

Steidl resaltó que para 2030 se espera que las principales compradoras de seguros sean las mujeres y que en México gasten de 26 a 40 mil millones de dólares en la adquisición de primas, 6 a 10 veces más que los 4 mil millones de dólares que erogaron en la adquisición de un seguro en 2013.

Para 2030
Las mujeres en México gastarán de 24 a 40 mil mdd en primas de seguros.
De 10% a 20%
De su salario están dispuestas las mexicanas a gastar en la protección de su salud y de sus familiares


El estudio resaltó que hoy en día las personas del sexo femenino son más conscientes que los hombres de los riesgos que podrían enfrentar ellas y sus familias y que están dispuestas a gastar más que ellos para protegerse.

Las mujeres de todos los segmentos demográficos de China, México y Nigeria indicaron que estaban dispuestas a gastar entre 10 y 20 por ciento de sus ingresos para la protección contra riesgos en el futuro, en comparación con el 7 a 10 por ciento lo declarado por los hombres en China y México.