Economía

Mujeres, más preocupadas por el dinero que los hombres

Pagar las tarjetas de crédito, la renta, las colegiaturas o las facturas médicas, les quita más el sueño a las mujeres que a los hombres, de acuerdo con una encuesta de CreditCards.com.
Bloomberg
21 abril 2016 20:24 Última actualización 24 abril 2016 9:16
Cartera

Cartera. (Especial)

Más de la mitad de los hombres dicen que la preocupación por el dinero les quita el sueño. Pero casi el 70 por ciento de las mujeres dicen lo mismo.

Esta brecha aumentó casi ocho puntos porcentuales con respecto al año pasado, de acuerdo con un estudio realizado por CreditCards.com Tiene sentido, ya que las mujeres realmente tienen más de que preocuparse cuando se trata de dinero. Menos ganancias, significan menores ahorros y beneficios de seguridad social para financiar vidas cada vez más largas.

“En general, la gente tiende a perder el sueño por las cosas que sienten fuera de su control”, dijo Matt Schulz, analista senior de la industria de CreditCards.com, parte de Bankrate Online Network. Para él, los resultados sugieren que se debe “hacer todo lo posible para tener un mayor control de su situación financiera, si se trata de simplemente aprender más, participe de las decisiones financieras de su familia, o comience a actuar usted mismo”.

La encuesta preguntó si el ahorro para el retiro, el pago por la educación, el pago de facturas de atención médica o de seguros, por la renta mensual o la hipoteca, y el pago de la deuda de tarjetas de crédito los mantiene despiertos por la noche. La encuesta, realizada por Princeton Survey Research Associates International, tomó una muestra representativa nacional de mil adultos estadounidenses.

El mayor temor para quitar el sueño es no haber guardado lo suficiente para la jubilación. La brecha de género es más estrecha aquí en general, el 44 por ciento de las mujeres, frente al 35 por ciento de los hombres. En total, alrededor de un 56 por ciento de los hombres están perdiendo el sueño por dinero, en comparación de un 70 por ciento para las mujeres.