Economía

Moody's te dice quién va a ganar la presidencia de EU

El modelo elección de Moody's Analytics, que ha acertado al resultado en las últimas 9 elecciones presidenciales de Estados Unidos, realizó su predicción para el próximo 8 de noviembre y este fue el resultado.
Reuters
01 noviembre 2016 17:44 Última actualización 01 noviembre 2016 17:44
Donald Trump, Hillary Clinton

(Bloomberg)


Los bajos precios de la gasolina y la alta aprobación de Barack Obama son factores que favorecen la posibilidad de que la demócrata Hillary Clinton gane la presidencia de Estados Unidos la próxima semana, según un modelo de Moody's Analytics que ha realizado predicciones acertadas en las últimas 9 carreras a la Casa Blanca.

Se prevé que Clinton sume 332 votos del Colegio Electoral contra 206 del candidato republicano Donald Trump, predijo el martes Moody's Analytics en la última actualización de su modelo antes de las elecciones del 8 de noviembre. Ese resultado sería como el que logró Obama frente al republicano Mitt Romney en 2012.

El proyecto States of the Nation de Reuters-Ipsos también proyecta una victoria de Clinton, con un 95 por ciento de posibilidades de que sea con al menos 278 votos electorales. Un candidato necesita 270 para quedarse con el triunfo.

El modelo de Moody's Analytics se basa en una combinación de condiciones económicas a nivel de estados e historia política, y ha predicho correctamente el resultado de cada elección presidencial desde que el republicano Ronald Reagan superó al demócrata Jimmy Carter en 1980.

Más que enfocarse en los candidatos, el modelo se centra en si las condiciones económicas y políticas favorecen al partido gobernante. Ahora todo apunta a que Clinton será la primera mujer en liderar al país.

Este año, con Obama disfrutando de su mayor índice de aprobación desde su primer año en la Casa Blanca en 2009 y los precios de la gasolina bajos, el modelo sugiere que los demócratas ganaran su tercera elección presidencial seguida, destacó Moody's.

Eso marcaría la primera vez que un partido se impone en tres presidenciales consecutivas desde la victoria del republicano George H.W. Bush en 1988.