Economía

Moody’s alerta sobre deuda de México

La débil economía mexicana y las presiones de Estados Unidos son factores que registraron un aumento de la deuda del gobierno federal, estima la calificadora.
Redacción
06 febrero 2017 22:32 Última actualización 08 febrero 2017 12:21
Bandera de México (Cuartoscuro)

La calificadora esperaba una consolidación fiscal y una reducción del déficit a 2.5 por ciento del PIB para 2016.  (Cuartoscuro)

La agencia calificadora Moody’s, que en marzo pasado rebajó la perspectiva de la calificación de México, dijo ayer que la deuda del Gobierno local aumentó más de lo esperado el año pasado y que el débil crecimiento podría añadir presiones en 2017.

“El desempeño fiscal peor de lo esperado es negativo para México y pesa sobre su solvencia en medio de la debilidad de la actividad económica y el aumento de las tensiones con Estados Unidos, su principal socio comercial, luego de las elecciones presidenciales de Estados Unidos”, escribió en una nota Jaime Reusche, analista de Moody’s.

El informe cita datos de la Secretaría de Hacienda del país, mostrando que el déficit del gobierno federal se incrementó a un 2.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016, frente al 2.8 por ciento en el año previo.

ultimoslugares29"

La calificadora esperaba una consolidación fiscal y una reducción del déficit a 2.5 por ciento del PIB para 2016.

Economistas han reducido sus perspectivas de crecimiento para México este año debido a los riesgos de que las políticas implementadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, puedan afectar las inversiones y el comercio con la segunda mayor economía de América Latina.

El año pasado, Moody’s ratificó la calificación de México en A3, pero rebajó su panorama a “negativo” desde “estable”.

Cifras de las finanzas públicas al cuarto trimestre de 2016 muestran que la deuda del gobierno federal pasó de 32.6 por ciento del PIB en 2015 a 35.6 por ciento en 2016.

La deuda del sector público se elevó en el mismo periodo de 42.8 a 47.9 por ciento, respectivamente. Dicho nivel es más del doble de la cifra reportada en 2008, de 21.1 por ciento del PIB y además es el más elevado por lo menos desde 1990.

El mayor crecimiento provino de un mayor nivel en la deuda externa, que subió de 14.6 a 18.2 por ciento, mientras que la interna pasó de 28.2 a 29.7 por ciento del PIB.

Respecto al déficit, la Secretaría de Hacienda informó en su último reporte que los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), una medida más amplia del déficit, se ubicó al cierre de 2016 en 2.9 por ciento del PIB, por debajo de la meta de 3.5 por ciento, consistente con la Ley de Ingresos, y 1.2 puntos del PIB menos que en 2015. Dicha baja, indicó la dependencia, refleja el compromiso del gobierno de consolidar la solidez de las finanzas públicas y preservar la estabilidad macroeconómica.

Con información de Reuters.