Economía

Moody’s advierte que gobierno debe actuar
ante riesgos en Pemex

La calificadora Moody's afirmó que ante el escenario adverso que enfrentará Pemex por los precios del crudo en los próximos dos años, el gobierno deberá apoyar a la compañía en caso de que lo requiera, puesto que la petrolera es un área que depende de éste.
Redacción
21 octubre 2015 16:47 Última actualización 21 octubre 2015 16:47
Etiquetas
Pemex

El gobierno deberá apoyar a Pemex en caso de que lo requiera, advirtió la calificadora Moody's. (Bloomberg)

En los dos próximos años Pemex enfrentará un escenario adverso de bajos precios del crudo, baja generación de efectivo y altas necesidades de inversión, lo que debe motivar una reacción del Gobierno para 2016 en forma de menores tasas impositivas o transferencias de efectivo, advirtió la calificadora Moody’s.

“Como Pemex es una dependencia del Gobierno y dado que un default de la compañía podría impactar el riesgo soberano del país, creemos que el gobierno estará muy motivado a apoyar a la compañía en caso de que lo necesite”, expuso Moody’s en un reporte en el cual destaca la relación entre los gobiernos de países emergentes y sus empresas de commodities.

El texto intitulado Calificaciones Soberanas y Empresas Estatales de Petróleo: Su Relación como Fuente de Fortaleza de Crédito y de Riesgo para Ambos destacó que las calificaciones crediticias de Pemex son revisadas para una posible baja debido a sus resultados operativos y sus métricas de crédito.


“Dada la escasez presupuestal para 2016, estamos revalorando nuestras asunciones sobre un apoyo inmediato en caso de necesidad”, explica la calificadora con respecto a los recortes presupuestales programados por el Gobierno mexicano.

A pregunta expresa, Moody’s descartó un contagio inmediato de la calificación soberana nacional por un deterioro en la de Pemex:
“Moody's aclara: Pemex no aumenta riesgo de calificación de México”, señaló la empresa a EL FINANCIERO.

“Nuestra perspectiva para la calificación de A3 de México es estable. La calificación soberana está basada en la muy elevada fortaleza económica del país dada su economía de gran escala, su grado de diversificación y sus perspectivas de crecimiento mejoradas asociadas con reformas estructurales.

“Si bien Pemex operará en un entorno desafiante para el sector petrolero en los próximos años, prevemos que esto no afectará significativamente el perfil crediticio del país”, indicó Moody’s.