Economía

Modificarían IEPS
a refrescos y comida chatarra

En el Paquete Económico 2016, se propone que el IEPS aplicado
a comida chatarra pueda ser acreditado durante la producción y no aplicaría para aquellos que exportan.
Dainzú Patiño/Víctor Chávez
15 octubre 2015 23:41 Última actualización 16 octubre 2015 5:5
iva

En el Paquete Económico 2016 se analiza modificar IEPS a comida chatarra y bebidas azucaradas. (Cuartoscuro)

Productores de alimentos con alta densidad calórica o chatarra, podrían acreditar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) pagado durante la producción, si los productos son exportados, señala la propuesta del Paquete Económico 2016.

“Esto se propone en virtud de que este impuesto fue aplicado para reducir los niveles de obesidad en México, entonces ese argumento no aplica a quien exporta. Si los diputados aprueban esta propuesta aplicará el próximo año”, señaló el jefe del Servicio de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez.

En tanto, se mantendría para los productos de este tipo vendidos en territorio mexicano.

“Es inviable -mantenerlo para el exterior-, considerando que habrá una desaceleración mundial, además que los ingresos petroleros en México seguirán a la baja”, dijo Gabriel Pérez del Peral, director de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana.

Los diputados también analizan hacer algunos cambios al IEPS que se cobra a refrescos, de un peso por litro.

El sector privado ha expresado que este impuesto afectó a refrescos que no tienen azúcar, como los de dieta, “es un argumento que hay que analizar con detalle”, indicó Jorge Estefan, secretario técnico de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Por su parte Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), calificó como viables ambas propuestas.

“Aunque considerando la situación de los ingresos, sólo podrían proceder aquellas que no generen pérdidas sustanciales a los recursos públicos”, explicó el especialista.

APRUEBAN LEY DE DERECHOS
Ayer, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular, el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal de Derechos y lo turnó al Senado para su análisis y ratificación. Se plantean cambios como el del artículo quinto que considera a cualquier organismo del gobierno federal que preste servicios públicos para el cobro de derechos.