Economía

Modernidad, lo que piden en audiencias del TLCAN en EU

Manuel Molano, director del IMCO, y quién participó en las audiencias de Washington para conocer la postura de decenas de interesados en el tratado y su renegociación, reveló que las opinión coinciden en la modernidad como denominador común.
Valente Villamil
30 junio 2017 0:34 Última actualización 30 junio 2017 5:10
Audiencias (EF)

Audiencias (EF)

Las audiencias celebradas ayer en Washington para conocer la postura de decenas de interesados en torno al TLCAN tienen un común denominador con peso: modernidad, según Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), quien participó en ellas.

Este proceso fue abierto por la agencia Federal a cargo de las negociaciones comerciales de EU (USTR, por sus siglas en inglés), con el objetivo de preparar el camino de cara a la próxima renegociación del tratado, que se espera pueda empezar a partir de la tercera semana de agosto.

Estas audiencias, que empezaron el martes e incluyeron un grupo nutrido y variado de interesados tanto privados como públicos y organizaciones civiles, estuvieron abiertas a cualquier interesado; sin embargo, sólo un mexicano participó y se trató de Molano.
buen ambiente

A decir del economista e investigador, luego de la retórica en contra del libre comercio que se gestó durante meses pasados en Washington, se respira un ambiente más tranquilo.

“Recuperé mi fe en las instituciones de EU porque la retórica a nivel presidencial últimamente no ayuda nada, pero yo creo que pueden salir buenas cosas”, dijo Molano.

Metida en el que podría ser el distrito burocrático Federal en la capital de EU, la sede de la USTR sirvió como un escenario muy similar al de una corte, sólo que en este caso nadie juzgó, sino los funcionarios de EU especializados en comercio y relaciones exteriores actuaron como jurado y no juez, escuchando atenta y abiertamente todas las intervenciones.

“Pasa la gente en páneles de tres a seis personas, los van agrupando de acuerdo a sus temas y cada quien tiene derecho a hacer un exposición de cinco minutos y después te hacen preguntas”, relató Molano.

CADENAS REGIONALES

Entre lo propuesto por el directivo del IMCO, lo que despertó el interés de los funcionarios de EU fue la idea de mantener una base de datos en comercio, pero a nivel de las cadenas de suministro regionales y no por país, lo que ayudaría a entender la dinámica económica y comercial de la región al dimensionar el verdadero significado de la balanza comercial entre países.

“Lo que dije es que te juntes con las cámaras empresariales y podamos tener una noción de cuántas veces los bienes cruzan las dos fronteras antes de convertirse en un producto terminado (…) el déficit comercial puede estar seriamente sobreestimado porque no tenemos esos datos”, agregó.