Economía

Millennials cada vez buscan más acuerdos prenupciales

En caso de sufrir una decepción, los millennials en Estados Unidos cada vez más recurren a los abogados para efectuar contratos prenupciales. 
Bloomberg
01 noviembre 2016 22:12 Última actualización 02 noviembre 2016 5:0
Millennials. (Archivo)

Más allá de los bienes materiales, los millennials quiren proteger sus ideas y pensamientos antes de casarse. (Archivo) (Archivo)

Es bastante sabido que los millennials valoran más las experiencias que las posesiones, pero la tendencia más reciente en los acuerdos prenupciales muestra que esta generación también es partidaria de proteger lo que tienen en mente, más que solamente sus billeteras.

El número de millennials que buscan acuerdos prenupciales está en aumento a nivel nacional en Estados Unidos, y son sus pensamientos e ideas lo que las parejas desean proteger en caso de una amarga ruptura.

Un poco más de la mitad de los abogados matrimoniales registraron un aumento entre los clientes millennials que solicitaron acuerdos prenupciales durante los últimos tres años, según una encuesta entre mil 600 abogados, realizada por la Academia Estadounidense de Abogados Matrimoniales.

Cerca de un 62 por ciento de los encuestados dijeron que los clientes de todas las edades que solicitan acuerdos prenupciales están aumentando cada vez más.

Pero se ha registrado un aumento notable entre las personas de 18 a 35 años.

“Los millennials están envejeciendo y enriqueciéndose”, dijo Randall Kessler, abogado de divorcios. “Los acuerdos prenupciales solían usarse para familias de antigua fortuna, pero actualmente los acuerdos prenupciales sirven para otras cosas, como para salvaguardar bienes inmateriales”.

Hace una década, solamente un cinco por ciento de los acuerdos prenupciales con los que la firma de Kessler trabajaba eran destinados a clientes millennials. Hoy en día, dicha cifra supera el 25 por ciento.

Los acuerdos prenupciales solicitados por millennials apuntan a proteger la propiedad intelectual, como películas, canciones, guiones, software, aplicaciones, e incluso ideas de conceptos tecnológicos que están por ejecutarse. Los bienes raíces, el gran unificador de las parejas casadas de todas las edades, también se incluyen comúnmente en este tipo de contratos.