Economía

México y EU logran acuerdo en la 'dulce batalla'

Según fuentes de Reuters, ambos países solucionaron el conflicto azucarero tras meses de negociaciones. Entre las nuevas reglas está la disminución de exportación de azúcar refinada.
Reuters
05 junio 2017 10:12 Última actualización 05 junio 2017 13:1
Azúcar

(Bloomberg)

México y Estados Unidos alcanzaron este lunes un acuerdo sobre el comercio de azúcar, dijeron dos fuentes cercanas a las negociaciones a Reuters, apagando una potencial guerra comercial entre ambos países que habría marcado la cercana renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El acuerdo sería anunciado más tarde, dijo una de las fuentes. Otro de los consultados explicó que la polaridad, ligada a la calidad del azúcar y uno de los temas importantes de la negociación, se reduciría a 99.2 por ciento desde el actual 99.5 por ciento plasmado en los acuerdos, a petición de industriales estadounidenses.

Esto obligaría al azúcar cruda mexicana a pasar forzosamente por las refinerías estadounidenses y no podría llegar al consumidor final, respondiendo a una de las principales peticiones de la American Sugar Alliance (ASA), que representa a los miembros de la industria en Estados Unidos.

La fuente también dijo que la cantidad de azúcar refinada que México podría enviar en su cupo anual bajaría a un 30 por ciento desde el actual 53 por ciento. El restante 70 por ciento sería cruda.

Otra de las fuentes sostuvo que había algunos miembros de la industria estadounidense que no quieren el acuerdo y todavía intentaban echarlo abajo.

Las conversaciones giraron en torno a la renegociación de los llamados "acuerdos de suspensión", que regulan desde finales de 2014 la entrada del azúcar mexicano a Estados Unidos y que llegaban a su término el 5 de junio.

El acuerdo aliviaría algunas tensiones de cara a la renegociación del TLCAN, que arrancaría en agosto entre México, Estados Unidos y Canadá.

Durante meses, ambos gobiernos dialogaron sobre este conflicto. La semana pasada, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguró que aún no había un ultimátum al respecto.

"En mis negociaciones directas y diálogo directo con el secretario (de comercio, Wilbur) Ross, hasta este momento no ha habido una propuesta que se haya podido interpretar como un take it or leave it, (tómalo o déjalo) o como un ultimátum en esta negociación", dijo Guajardo a la prensa luego de su participación en un foro de competencia.

Durante el conflicto, la industria mexicana acusó que se les quería obligar a mandar azúcar de muy baja calidad para que dos empresas refinadoras de EU la refinaran y se quedaran con el mercado, en detrimento del TLCAN.

Y de no llegar a un acuerdo pedían al gobierno imponer aranceles a la fructosa de EU, que les come mercado aquí en la industria de bebidas y alimentos.

Por su parte, los productores estadounidenses querían que el 15 por ciento de las exportaciones azucareras mexicanas fueran refinadas y el resto fuesen de azúcar cruda.

El límite era de 53 por ciento según un acuerdo comercial anterior que fue suspendido en noviembre, cuando Estados Unidos acusó a su vecino de violar las normas comerciales.

El conflicto se avivó cuando la American Sugar Alliance (ASA), homóloga de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA), acusó al azúcar mexicana de acabar con la producción de este edulcorante en el estado de Hawái.

Con información de Reuters, Bloomberg y Valente Villamil.