Economía

Falta de flexibilidad de EU 'atora' quinta ronda del TLCAN 2.0: Canadá

México y Canadá rechazaron presentar contrapropuestas a los planteamientos de EU sobre reglas de origen del sector automotriz, por lo que reclamaron mayor disposición a negociar.
Reuters
19 noviembre 2017 16:30 Última actualización 20 noviembre 2017 5:5
tlcan

Canadá tampoco se tomará la molestia de discutir las cifras que propone EU en reglas de origen. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las divisiones sobre la modernización del acuerdo comercial TLCAN no mostraron signos de acercamiento el domingo, ya que México y Canadá señalaron que no ofrecerían contrapropuestas a las demandas de Estados Unidos sobre reglas mucho más fuertes en contenido automotor, dijeron fuentes con conocimiento de las conversaciones.

La falta de movimiento en asuntos importantes como las reglas de origen automotrices podría poner las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en peligro de estancamiento a medida en que se acerca la fecha límite de comienzos de 2018 para revisar el tratado.

"Nuestro punto de vista interno a partir de esta mañana es que si se quiere hacer algún progreso, Estados Unidos necesita mostrar cierta flexibilidad y disposición para llegar a un acuerdo", dijo una fuente canadiense con conocimiento de las conversaciones.

"No vemos signos de flexibilidad ahora", agregó la fuente, que pidió el anonimato dada la sensibilidad de la situación.

Una fuente cercana a las negociaciones dijo que México tiene serios problemas con una serie de propuestas estadounidenses, incluida la demanda de Washington de que el contenido regional para autos se eleve del 62.5 al 85 por ciento, y que el 50 por ciento provenga de Estados Unidos.

La fuente agregó que México tampoco podía aceptar una propuesta de Estados Unidos que restrinja las importaciones de algunos productos mexicanos en ciertos momentos para proteger a los productores estacionales.

México no planea hacer contrapropuestas en estas áreas, dijo la fuente, y agregó que la propuesta de Estados Unidos sobre el tema automotor es "inviable" y "haría a la región menos competitiva".

Una fuente canadiense con conocimiento de las negociaciones dijo que Canadá también tiene la intención de abstenerse de ofrecer una contrapropuesta en materia de automóviles y hará una presentación el lunes argumentando que las demandas estadounidenses causarían daños graves tanto en Estados Unidos como en la fabricación automotriz de América del Norte.

Estados Unidos, Canadá y México están realizando la quinta ronda de al menos siete planeadas para modernizar el TLCAN, al cual el presidente Donald Trump atribuye la pérdida de empleos y grandes déficit comerciales de su país.

"Las conversaciones realmente no van a ninguna parte", dijo el jefe del sindicato canadiense del sector privado Jerry Dias, después de una reunión el domingo con el principal negociador de Canadá.

"Mientras Estados Unidos esté en la posición en que está, esta es una pérdida de tiempo colosal", dijo a los periodistas Dias, quien está asesorando al gobierno y se reúne regularmente con miembros de alto rango del equipo canadiense.

Lo que pesa en las negociaciones es que Trump pueda cumplir su amenaza de desechar el TLCAN.

Comercio digital, buenas prácticas regulatorias y telecomunicaciones son los tres capítulos en los que ve más avances existen, afirmó una fuente de alto nivel consultada por El Financiero.


Canadá y México ya se habían opuesto a varias demandas presentadas por Estados Unidos durante la cuarta ronda del mes pasado, incluyendo una cláusula de cinco años que forzaría la renegociación periódica del pacto comercial, reglas de contenido automotriz mucho más estrictas y cambios radicales a los mecanismos de solución de controversias.

Los funcionarios de Estados Unidos se negaron a comentar al respecto.

Se espera que México ofrezca una alternativa a la propuesta de la cláusula de extinción puesta sobre la mesa por Estados Unidos, que sugeriría revisiones periódicas del pacto comercial, pero sin una expiración automática.

Los objetivos de negociación de Estados Unidos, que se actualizaron el viernes, parecen tener en cuenta la propuesta mexicana, diciendo que el TLCAN revisado debería "proporcionar un mecanismo para garantizar que las partes evalúen los beneficios del Acuerdo de forma periódica".

Dólar por dólar, la propuesta de EU

En cuanto a compras de gobierno, Estados Unidos presentó una propuesta llamada “dólar por dólar” en la que busca limitar el acceso de Canadá y México a su mercado por ser una economía más grande.

El planteamiento consiste en dar acceso a los dos socios hasta el tamaño de su economía. Por ejemplo si el tamaño de la economía de México tiene un mercado de 100 millones de consumidores, Estados Unidos permitirá la entrada de productos mexicanos hasta llegar a ese tope en vez de permitirlo para sus 300 millones de consumidores.

Busca México capítulo de energía

México propuso en esta Quinta Ronda de Negociaciones del Tratado de Libre Comercio incorporar un capítulo específico para el sector energético, en el que se incorporen las nuevas realidades de la industria mexicana “post-reforma energética”.

En este capítulo se deberán reflejar los beneficios que existen de que los tres países estén interconectados, tanto para líneas eléctricas en la frontera, como para el comercio y traslado de hidrocarburos y petrolíferos.

De acuerdo con la Secretaría de Energía este año se podrían alcanzar los 100 mil millones de dólares en comercio energético.

El gobierno canadiense apoyaría la integración de este apartado exclusivo para energía, pero no así los Estados Unidos, que ven que no es necesario un capítulo único del sector.

Siguiente ronda

La fuente reveló también que la siguiente ronda tendrá un formato distinto, ya que tampoco asistirán los ministros y que podría ser más parecida a una reunión.

*Con información de Sergio Meana