Economía

Arrancan con alianza México y Canadá

México y Canadá tuvieron una reunión imprevista y privada en la embajada canadiense en Washington, donde Ildefonso Guajardo y Chrystia Freeland coincidieron en que las pláticas por la renegociación del TLCAN “deben ser constructivas”.
Víctor Hugo Michel | Valente Villamil
15 agosto 2017 19:19 Última actualización 16 agosto 2017 5:5
Chrystia Freeland, canciller de Canadá, con Ildefonso Guajardo, secretario de Economía. (Reuters)

Chrystia Freeland, canciller de Canadá, con Ildefonso Guajardo, secretario de Economía. (Reuters)

A unas horas del arranque de la renegociación comercial más importante que haya enfrentado el gobierno mexicano en las últimas décadas, México y Canadá enviaron este martes un ‘guiño’ de alianza en el estira y afloja que inicia hoy en torno al futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, visitó la embajada de Canadá en Washington y sostuvo un encuentro privado con la ministra de exteriores canadiense, Chrystia Freeland, al término del cual ambos funcionarios usaron la misma frase: las pláticas que están por iniciar en Washington “deben ser constructivas”.

Tanto en el lenguaje corporal, como verbal, Freeland y Guajardo trataron de transmitir la imagen de dos socios cercanos. En el centro de una pequeña sala enmarcada por banderas de México y Canadá, la ministra incluso abrazó al mexicano.

“Somos amigos, hemos sido muy amigos durante mucho tiempo”, dijo la diplomática. “Estamos aquí para un proceso constructivo”, secundó Guajardo.

Que las cabezas de los equipos mexicano y canadiense se hayan reunido justo en los momentos previos a una negociación que se antoja tensa y en la que Washington buscaría dividirles para debilitarles, no pasó desapercibido.

“Vamos a tener reuniones bilaterales entre México y Estados Unidos, y Estados Unidos y Canadá. Esto es una práctica común cada vez que nos reunimos”, dijo Guajardo.

Lo cierto es que hasta ayer por la noche, ni Canadá ni México se acercaron al Departamento de Comercio estadounidense.


ESPERAN FINAL POSITIVO

En la modernización del TLCAN, negociadores oficiales y el sector privado llegan con un lema: no descomponer lo que ya funciona.

El Financiero consultó a expertos sobre sus expectativas de la renegociación del tratado y coincidieron en que el ánimo es optimista, pero sin olvidar la sombra del estilo intempestivo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, así como temas espinosos, como esquemas laborales.

“No hay que descomponer lo que funciona bien. Evidentemente tendremos momentos de tensión porque es una negociación”, dijo Juan Pablo Castañón, presidente del CCE.

Temas como las reglas de origen, prácticas desleales, tipo de cambio, medidas ambientales y esquemas laborales estarán entre los asuntos más críticos en la renegociación del TLCAN, consideró Ignacio Martínez, académico de la UNAM.

“México puede perder IED automotriz europea y asiática si Estados Unidos endurece las reglas de origen del sector”, previó Martínez.

“El proceso de modernización del TLCAN tendrá sus altibajos, puesto que hay diferentes necesidades en cada país y en cada sector; sin embargo, la disposición de profundizar en favor del libre comercio y de las cadenas de valor regionales se ha hecho patente”, dijo Enrique Guillén, presidente de Canacintra.

Aunque el país que puso la renegociación sobre la mesa fue Estados Unidos, México asiste con una agenda de prioridades que expertos consideran ambiciosa, que involucra desde comercio digital y propiedad intelectual, hasta asuntos laborales, de corrupción y Pymes.

“Será una negociación intensa, pero estamos seguros de que saldremos adelante: no tenemos el interés de pararnos de la mesa, pero no vamos a aceptar condiciones que afecten a México, sus sectores productivos y empresas”, aseguró Manuel Herrera, presidente de la Concamin.

Estados Unidos llega con el mandato de aprovechar la actualización del TLCAN para reducir su déficit comercial, un objetivo que expertos, ven difícil de cumplir, por lo que se esperan tensiones. En tanto, Canadá se sienta en la mesa de negociaciones con el objetivo de conseguir un tratado progresista, que incluya temas de medio ambiente, equidad de género y mecanismos de protección laboral.

Te presentamos cómo llegan México, Estados Unidos y Canadá a la renegociación, da clic aquí o en la imagen: