Economía

México vive segunda oleada de inmigrantes provenientes de China

El año pasado arribaron por primera vez más chinos que estadounidenses a trabajar al país; jóvenes en edad productiva llegan buscando oportunidades laborales y de negocios.
Zenyazen Flores
02 marzo 2014 22:50 Última actualización 03 marzo 2014 5:0
jóvenes chinos en reforma

Nueva oleada de chinos en el DF./(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Hao Zhang estudió la carrera de derecho en China, tiene 29 años, habla español y desde hace 6 meses vive en el Barrio Chino del Distrito Federal, él quiere trabajar en una empresa mexicana, pero mientras lo consigue se dedica a vender amuletos rojos de la suerte conocidos como “nudos chinos”.

Con los dedos de su mano izquierda detiene una docena de amuletos como si fueran anillos colgantes; la otra mano la lleva al lado de su boca para usarla como megáfono y gritar durante los días de festejo del año nuevo del caballo chino: que cada talismán cuesta 5 pesos.

-¿Y por qué viniste a México?
-Porque en mi escuela, yo estudié Derecho, y nos enseñaron siempre el español.
-Lo hablas muy bien.
-Sí, vine a ver si encuentro trabajo, aquí tengo amigos.
-¿Y te gusta México?
Hao sólo sonríe, no contesta, prefiere mover la cabeza en señal de duda.

Li Xu es una mujer delgada y sonriente de 27 años que llegó a la capital del país hace 3 años. Ella estudió contabilidad en China pero decidió venir a México acompañando a su esposo, quien arribó al país a trabajar en el comercio.

Ella y su marido tienen un hijo de 8 meses que nació en México y juntos atienden un puesto ambulante de ropa para mujer manufacturada en China; todas las prendas cuestan 150 pesos y en su mayoría son suéteres y blusas de telas transparentes.

No tienen un lugar fijo, pero su zona de trabajo es por lo regular el Centro Histórico de la Ciudad de México. Mientras saca prendas de una bolsa negra de plástico, Li cuenta que no le gusta mucho vivir en nuestro país, pero vino por influencia de su esposo, quien además le enseñó a hablar español.

Hao y Li son parte de la nueva oleada de inmigrantes chinos que vive en México y que, a diferencia de los orientales que llegaron el siglo pasado, se trata de jóvenes que si bien pueden ocuparse en el sector comercio, son profesionistas que vienen a buscar un empleo en empresas e instalarse en el país.

De hecho, durante 2013 y por primera vez en los últimos cuatro años, los chinos lograron más permisos para venir a trabajar a México que los estadounidenses.

PUNTO DE INFLEXIÓN
Históricamente, Estados Unidos se ha destacado por ser el país cuyos ciudadanos obtienen más permisos para trabajar en tierras aztecas, debido a la cercanía geográfica, el turismo y el intercambio comercial.

Sin embargo, datos del Instituto Nacional de Migración (INM) revelan que en agosto del año pasado hubo un cambio, pues de enero al octavo mes de 2013, se otorgaron mil 732 Tarjetas de Residente Permanente (TRP) con permiso para trabajar a personas provenientes de China; en tanto, se emitieron mil 653 tarjetas laborales permanentes para estadounidenses.

De enero a septiembre de 2013 se expidieron mil 879 TRP para chinos con permiso para trabajar en México, que son casi 2 por ciento más que las mil 848 tarjetas expedidas para los extranjeros de nacionalidad estadounidense.

A diciembre de 2013, el dato más reciente difundido, ese saldo pasó a 2 mil 312 Tarjetas de Residencia Permanente para trabajar otorgadas a chinos, y las entregadas a estadounidenses se recuperaron al situarse en 2 mil 526 permisos.

Chiao Loo es una joven que, a diferencia de Li y Hao, no tiene profesión y sabe frases básicas en español para poder comunicarse.

De tez clara y estatura baja, ella trabaja como vendedora ambulante de joyería de fantasía para dama en los andenes de la Línea 7 del Metro de la Ciudad de México, tiene 27 años de edad y lleva 2 años viviendo en el Distrito Federal.

En lo que llegan los clientes, ella se entretiene con su Smartphone Samsung en el que escribe con los dedos caracteres en chino mandarín.

-¿Hablas español?
-Poco, casi no español.
-¿A qué hora te vas?
-Estoy de 5 a 10 (de la noche), comenta mientras sostiene en su espalda con un rebozo a su hija de unos 2 años.
-¿Por qué viniste a México?
-Aquí viven dos hermanos que venden comida china en un
restaurante.
-¡Qué termines pronto xiè xiè!-

A lo que ella responde también: xiè xiè, que significa gracias en chino.

Datos del Censo de Población y Vivienda 2010, indican que en el país residen 968 mil 147 extranjeros, de los cuales, siete mil 500 son de nacionalidad china, aunque expertos del Centro de Estudios Migratorios del INM calculan que los chinos residentes podrían sumar 11 mil personas, o más, si se considera a aquellos que transitan de manera frecuente.

En 2013 los extranjeros del país oriental duplicaron los permisos para trabajar respecto a 2010.

“que_llegron_a_mexico"