Economía

Mexico tiene con qué enfrentar los riesgos: especialistas

Durante la Cumbre Financiera Mexicana, algunos panelistas coincidieron en que México está bajo una incertidumbre sobre el resultado de una renegociación del TLCAN, pero que posee la capacidad negociadora para concretar importantes alianzas con otros países. 
Leticia Hernández Morón
23 febrero 2017 15:22 Última actualización 23 febrero 2017 15:24
TLCAN. (www.emaze.com)

TLCAN. (www.emaze.com)

El inicio del año ha sido difícil para México pero es más ruido de lo que en realidad ha afectado a la economía. Sin duda hay riesgos hacia adelante sobre lo que resulte de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero el país tiene con qué enfrentarlos, coincidieron especialistas y funcionarios públicos.

“Hemos visto la entrada de 120 mil millones de pesos de inversión extra en las ultimas 6 semanas por parte de inversionistas extranjeros participando en la parte media del rendimiento de los bonos mexicanos”, dijo Alberto Torres, director de crédito publico de la Secretaria de Hacienda, aunque reconoció que la incertidumbre se percibe por el crecimiento del PIB y la inflación.

Durante el panel “La economía de México: TLCAN y el futuro de las finanzas y la inversión” en la Cumbre Financiera Mexicana, Gerardo Rodríguez director de la cartera de mercados emergentes de Blackrock expuso que del grupo de países emergentes México sobresale y es por la manera en la que responde a la adversidad.

Su estabilidad macroeconómica, con la parte de las cuentas públicas en vías de corrección y sus fundamentales sólidos permiten esperar un mejor desempeño en 2017.

“Esto lo ha reflejado la apreciación del peso en las últimas semanas para ubicarse como la moneda emergente más fuerte”, dijo.

La incertidumbre sobre el resultado de una renegociación del TLCAN o hasta la posibilidad de una salida de Estados Unidos como socio del acuerdo es lo que ha mantenido bajo tensión a los mercados financieros, principalmente al peso, señaló el especialista, pero conforme avancen las discusiones “se dará oxígeno”.

En una renovación del acuerdo comercial México también tiene con qué defenderse. Hay potencial para incluir nuevos sectores como el energético y en el caso extremo de la salida de Estados Unidos, tiene la fortaleza de su red de acuerdos con otros país y la capacidad negociadora para concretar importantes alianzas, coincidieron los panelistas.

México se ha transformado de sólo ser fuente de mano de obra barata a formar parte importante de la capacidad instalada de las compañías estadounidenses, señaló Mark Petrinovic, director de banca corporativa para Latinoamérica del banco japonés MUFG.

“Hoy casi el 40 por ciento de la capacidad instalada de las compañías estadounidenses está controlada por empresas mexicanas y esto mitiga lo que pueda esperarse de las negociaciones”, dijo e identificó una oportunidad para que México compruebe su diversificación.

En ese interés de diversificar mercados, el Banco de Comercio Exterior (Bancomext), ha observado un creciente interés de empresas por demandar apoyo financiero para abrir nuevos mercados.

Miguel Siliceo, directivo de la institución adelantó que en este 2017 tienen la expectativa de que el banco aumente hasta en 50 por ciento sus créditos.

En su intervención en este panel como parte del foro organizado por LatinFinance, Juan Manuel Valle, de Afore XXI, advirtió que en su campo de acción no han percibido menor participación de inversionistas extranjeros, por el contrario.

“Los jugadores líderes de los fondos de inversión están interesados en venir a participar en proyectos de infraestructura sobretodo en los sectores de energía y telecomunicaciones y con esto hay posibilidades para instrumentos como los CKDs”, apuntó.