Economía

México requiere más Estado de derecho: Carstens

A unos días de que Agustín Carstens suelte el timón del banco central, el mejor consejo que deja a los mexicanos es generar conciencia social para fortalecer la seguridad jurídica y rechazar la corrupción.
Enrique Quintana y Nallely Ortigoza 
20 noviembre 2017 23:14 Última actualización 21 noviembre 2017 5:0
Agustín Carstens quisiera ser recordado como alguien que consolidó la autonomía de esta institución. Foto Braulio Tenorio

Agustín Carstens quisiera ser recordado como alguien que consolidó la autonomía de esta institución. Foto Braulio Tenorio

A una semana y media de dejar el timón del banco central, el mejor consejo que Agustín Carstens deja a los mexicanos es generar conciencia social para fortalecer la seguridad jurídica, el Estado de derecho y rechazar la corrupción.

Tenemos que manifestar nuestro hartazgo por esa parte fundamental para la convivencia humana

"Así como en un momento dado los mexicanos expresamos nuestro hartazgo por inflaciones altas, desórdenes fiscales, tenemos que manifestar nuestro hartazgo por esa parte fundamental para la convivencia humana y que sí está erosionando los pilares de nuestro país. Espero que se encuentren maneras institucionales dentro del Estado para canalizar ese hartazgo y para que se dé un México mejor”, dijo Carstens, en entrevista con El Financiero Bloomberg.

Otro de los mensajes que el siguiente gerente general del Banco de Pagos Internacionales dio es consolidar lo ‘bueno’ que se ha construido en el país, que incluye las reformas estructurales.

A los jóvenes les recomendó adquirir el hábito de aprender constantemente y reinventarse, ya que el mundo cambia muy rápido.

Carstens, quien ha sido gobernador del Banco de México por siete años, entre 2010 y 2017, quisiera ser recordado como alguien que consolidó la autonomía de esta institución y logró mantener por 17 meses consecutivos la inflación por debajo de tres por ciento.

No podemos decir que nos hayamos sacudido los elementos de la crisis financiera global


“El periodo en el que fui gobernador, iniciando en el 2010, el mundo estaba en una situación convulsionada, 2008-2009 fueron años complicados, pero de 2010 hacia adelante, todavía no podemos decir que nos hayamos sacudido los elementos de la crisis financiera global, no hay nada más claro para validar eso que ahora los grandes bancos centrales están empezando a hablar de normalizar su postura monetaria, después de que tomaron medidas sin precedentes hace 10 años”, apuntó Carstens.

El líder de la política monetaria en México desde la administración del expresidente Felipe Calderón consideró que independientemente de quién sea el siguiente mandatario del país, Banxico mantendrá su autonomía.

“Uno de los temas más importantes es que la autonomía está a nivel constitucional, lo cual le da mucha fortaleza y la realidad es que yo no me pronuncio en temas políticos, pero difícilmente veo, de entre todo el universo de posibles presidentes, que alguno vaya a tener la posibilidad de tener las dos terceras partes de las cámaras, incluso, hasta parece difícil que haya mayoría simple”, dijo.

“El banco va a seguir ejerciendo plenamente su autonomía y más allá de cualquier cálculo político, yo percibo que sí hay aprecio hacia el mandato que tiene el banco central”, consideró.

Los pendientes

El principal pendiente que Carstens se llevará a Basilea, la ciudad suiza donde vivirá, será mantener la inflación en México bajo control.

“En esta administración se hizo un avance muy importante en liberalizar algunos precios, entre ellos, las gasolinas. También hubo una reforma de gran envergadura en materia de competencia, pero yo creo que es muy importante continuar impulsando eso, porque no nada más es el tema de cumplir la meta de inflación, sino que es el bienestar de las personas”, destacó.

El líder de la política monetaria en México reconoció que entre el 30 y 40 por ciento de los productos de la canasta básica de los mexicanos de menores ingresos no están sujetos a la mayor competencia.

“Hay mayor competencia y creo que es bueno que el gobierno esté saliéndose de sus posiciones monopolistas, como en los temas energéticos, creo que tenemos que avanzar mucho más en proveer al país de infraestructura para manejar mejor la volatilidad de algunos precios que tienen un gran impacto redistributivo”, señaló.


Además, destacó que uno de los grandes pendientes para el país es mejorar la infraestructura en productos agropecuarios, para manejar mejor los inventarios y la producción, para que haya un proceso de formación de precios más sólido, con menos volatilidad.

“Lo importante es ir al fondo y ver por qué hay tanta volatilidad en los precios de esos productos, que al fin del día si le afectan a la gente y el diagnóstico es bastante claro y es que nos falta infraestructura en el sector agropecuario para manejar mejor la producción, la creación de inventarios, para que haya un proceso de formación de precios más sólido”, manifestó.

Para controlar el tema, Banxico ha trabajado de cerca con los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) y con la Secretaría de Agricultura.

“Es algo que debe continuar y me hubiera gustado haber hecho más avance en esa dirección”, admitió.

CONFIANZA EN LA ECONOMÍA

Cuestionado sobre qué pasaría si en México se conjugaran los elementos para la ‘tormenta perfecta’, que incluiría la salida del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, una reforma fiscal agresiva en Estados Unidos, e incertidumbre política, el Gobernador del Banxico se mostró confiado en la economía mexicana.

La primera razón que mencionó fue la aprobación de un paquete fiscal responsable, seguida por una banca firme, así como un cambio en la tendencia de la inflación, el programa de coberturas cambiarias, las reformas estructurales, entre otras.

“Estamos viendo señales claras de un cambio en la tendencia de la inflación, hemos recibido choques no anticipados en la inflación, pero vemos una caída importante en el año entrante de la inflación. Se cubrió el riesgo del precio del petróleo, el gobierno federal no tiene ningunos vencimientos acumulados que pudieran presionar las finanzas públicas o la balanza de pagos el año entrante”, dijo.

“Las reformas se siguen implementando, algunas siguen dando muy buenos resultados, yo diría que México ha hecho su tarea, no hay un tema fundamental que no se haya atendido, eso nos da defensas, tenemos la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario. Yo creo que México si está bien preparado para enfrentar un año que podría ser complicado”, enfatizó.

NOSTALGIA

El 30 de noviembre es su último día al frente del banco central y tiene sentimientos encontrados: está satisfecho con su gestión y sabe que tendrá un buen reto profesional, pero no dejará de extrañar el clima, el calor humano, las dosis de adrenalina laboral y la comida.

economia