Economía

Remesas serán salvavidas tras terremotos: BM

México será el país que más envíos de dinero reciba en 2017 de América Latina, principalmente de Estados Unidos, pese al incremento de deportaciones, dijo el Banco Mundial.
Notimex
03 octubre 2017 13:20 Última actualización 04 octubre 2017 5:5
dólares

(Bloomberg)

México registrará este año un flujo histórico de remesas pese al incremento en el número de deportaciones efectuadas, lo que serviría como un ‘salvavidas’ para aquellas familias que sufrieron pérdidas materiales durante los terremotos registrados en septiembre, señala un análisis del Banco Mundial.

En el reporte ‘Migración y Remesas: Sucesos Recientes y Perspectivas’, el organismo prevé que México, el país más grande de la región de América Latina, recibirá un monto de remesas récord de 30 mil 500 millones de dólares en 2017, lo que supone un crecimiento de 6.5 por ciento respecto al año anterior.

“Las remesas son un salvavidas para los países en desarrollo, especialmente luego de desastres naturales, como los recientes terremotos ocurridos en México y las tormentas que devastaron el Caribe”, dijo Dilip Ratha, autor principal del informe y director de la Asociación Mundial de Conocimientos sobre Migración y Desarrollo (KNOMAD).

El incremento colocará a México en el cuarto lugar como receptor de remesas a nivel internacional, detrás de India que recibirá 65.4 mil millones de dólares; China con 61 mil millones; y Filipinas con 32.8 mil millones de dólares, y por encima de países como Paquistán, Nigeria, Egipto, Bangladesh y Vietnam.

Destacó que se espera un crecimiento anual de 6.9 por ciento en las remesas dirigidas a América Latina y el Caribe para alcanzar un monto de 79 mil millones de dólares en 2017, debido al crecimiento económico y la recuperación del mercado laboral en Estados Unidos.

Ratha añadió que a pesar del aumento en el número de deportaciones de Estados Unidos a México, El Salvador, Honduras y Guatemala, las remesas recibidas por estos países siguen aumentando.

Sostuvo que el incremento es explicable por el hecho de que los migrantes anticipan posibles cambios en las políticas migratorias y por lo tanto prefieren enviar sus ahorros a sus países de origen en caso que tengan que regresar en algún momento.

“Un mejoramiento de la situación de los hispanos en Estados Unidos pinta bien para las perspectivas inmediatas de las remesas para la región”, estimó.

En el informe se hizo notar en ese sentido que la tasa de desempleo para la población extranjera que reside en Estados Unidos se ubicó en 4.2 por ciento, comparado con el 4.6 por ciento para los nativos.

Entre los países de América Latina y el Caribe, el segundo mayor receptor será Guatemala con 8.7 mil millones de dólares; República Dominicana con 5.7 mil millones; Colombia con 5.5 mil millones; El Salvador con 5.1 mil millones; y Honduras con 4.0 mil millones de dólares.

Como porcentaje de su Producto Interno Bruto, Haití recibe la mayor proporción de remesas con el 31.2 por ciento; seguida de Honduras con 18.4 por ciento; Jamaica con 17.4; El Salvador con 16.7; Guatemala con 12.2 ; Nicaragua con 10.3; Guyana con 8.4; República Dominicana con 7.2; y Belice con 5.3 por ciento.

Después de dos años consecutivos de disminución en estos flujos a nivel global, se prevé que los entradas a los países de ingresos bajos y medios aumentarán 4.8 por ciento entre 2016 y 2017 a 450 mil millones de dólares, gracias a una recuperación cíclica del crecimiento en Europa, Rusia y Estados Unidos.

En tanto, se pronostica que las remesas mundiales, que incluyen los recursos destinados a países de ingreso alto, experimentarán un crecimiento de 3.9 por ciento en el mismo periodo y ascenderán a 596 mil millones de dólares.