Economía

México no será afectado por la bancarrota de SunEdison

SunEdison asegura que su expansión en América Latina se mantendrá y tiene planeado participar en la segunda subasta eléctrica en México, pese a que en Estados Unidos se declaró en bancarrota.
Sergio Meana
24 abril 2016 22:21 Última actualización 25 abril 2016 8:20
SunEdison.

SunEdison quiere evitar ir la quiebra y así buscará reestructurarse. (Archivo)

A pesar de que la empresa fotovoltaica SunEdison solicitó protección bajo el Chapter 11 de bancarrota para sus operaciones en Estados Unidos, sus inversiones en México se incrementarán e incluso la empresa participará en la segunda subasta eléctrica en el país.

Las operaciones de México y América Latina fungirán como uno de los ejes que impulsarán la nueva etapa de la firma, aseveró Carlos Barrera, vicepresidente de la empresa para América Latina en entrevista con El Financiero.

“La empresa entra a un proceso de protección bajo Chapter 11 y no de Chapter 7. La diferencia es importante: en el primero entramos en un periodo de protección para reestructurar esa empresa, reestructurar sus operaciones y la posición financiera, lo que no estamos haciendo es Chapter 7 que es proceso de liquidación de la empresa”, diferenció Barrera.

Si bien algunos de los negocios sí serán vendidos, reestructurados o redimensionados, no es caso de las operaciones de México, ubicadas entre las tres zonas más importantes, señaló.

“Hay muchas actividades de la empresa, muchos diferentes negocios que sí se van a reestructurar, Latinoamérica no es uno de ellos. Al revés Latinoamérica es una de las dos o tres regiones más importantes a nivel global en nuestra empresa y la idea es intentar usar esta plataforma para perfeccionar la estructura, la rentabilidad e invertir más que eso incluye México”, dijo.

De hecho en México, Barrera aseguró que sí existe el capital para nuevas inversiones y proyectos que incluyen la participación en la segunda subasta eléctrica.

“En México tenemos una cartera de proyectos en diferentes etapas de desarrollo de cerca de mil megavatios, entonces sí absolutamente tenemos toda la intención de hacer nuevas inversiones, en la primera estuvimos muy muy cerca de ganar y entendemos que saldrá otra en unos meses, y nosotros la vemos favorablemente.

Hay un entorno muy favorable en México de plataformas que se han materializado y que abre un mercado completamente nuevo con muchas oportunidades y nosotros estamos muy interesados y la que viene es una claramente que vamos a mirar”, reveló el directivo desde Nueva York.

El movimiento viene en el mismo momento que el Departamento de Justicia investiga las prácticas contables en las que se presume que se realizaron declaraciones “exageradamente optimistas” pero sin ninguna desinformación y aún sin causa posible de fraude.

La empresa suma activos por cerca de 20 mil millones de dólares y pasivos por 16 mil millones de dólares. Además, cerca de 300 millones de dólares fueron asegurados por la compañía para mantener sus operaciones y pagarle a los empleados durante el proceso.