Economía

México, líder en estándares de contratos de deuda: Hacienda

Hacienda expuso que la solidez de los fundamentos macroeconómicos de México ha sido reconocida a nivel internacional y le ha permitido el acceso a financiamiento internacional.

Notimex
23 noviembre 2014 15:6 Última actualización 23 noviembre 2014 17:34
Etiquetas
dinero

La deuda de los 23 municipios guanajuatenses asciende a dos mil 51.1 millones de pesos. (Foto: Bloomberg)

Con la inclusión de las nuevas cláusulas de la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA, por sus siglas en inglés) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para los contratos de deuda soberana, México se posicionó a la vanguardia y liderazgo en los mercados internacionales.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), expuso que la solidez de los fundamentos macroeconómicos de México ha sido reconocida a nivel internacional, lo que ha propiciado una mejora en la calificación crediticia del país y permitido el acceso a financiamiento internacional en condiciones favorables.

De esta manera, en lo que va de este año el gobierno federal ha colocado bonos en diversos mercados y monedas, de acuerdo con el documento semanal del Vocero de la dependencia.


Por ejemplo, se realizaron emisiones en dólares, euros, libras esterlinas y yenes, en plazos que van de los cinco a los 100 años, transacciones que han alcanzado tasas históricamente bajas y la demanda por los instrumentos ha superado de forma importante los montos ofrecidos.

Estas colocaciones reflejan la confianza de la comunidad financiera internacional en el manejo macroeconómico, la conducción de las finanzas públicas y en las perspectivas de la economía mexicana por el efecto favorable que tendrán las reformas estructurales.

En su más reciente transacción, refirió Hacienda, el gobierno federal colocó un nuevo bono de referencia a 10 años en dólares, con la tasa de rendimiento y cupón más bajo en la historia de México para ese plazo, cuya demanda fue de tres veces el monto ofrecido.

Esta emisión tuvo como característica especial la inclusión de mejoras importantes a los contratos de deuda externa, particularmente en las Cláusulas de Acción Colectiva (CACs) y pari passu.

Bajo las Cláusulas de Acción Colectiva, que consisten en disposiciones contractuales que permiten facilitar y agilizar los procesos de reestructuración, el emisor y los tenedores de bonos tienen la posibilidad de cambiar los términos del pago del bono.

Al respecto, la dependencia señaló que la recomendación emitida establece un nuevo procedimiento de votación que permite que las decisiones se tomen por 75 por ciento de los acreedores de dos o más emisiones de bonos, sin que sea necesario una votación serie por serie, siempre y cuando la oferta de reestructura cumpla con ciertos requisitos.

Es decir que se consideró que los bonos se reestructuren sobre la base de una única votación para todos los instrumentos afectados, lo que limita la posibilidad de que los acreedores inconformes bloqueen una reestructuración comprando un porcentaje grande de los bonos de una emisión determinada (más del 25 por ciento).

Por otra parte, se incluyó la cláusula pari passu “igualdad de trato” que establece la igualdad de trato de los acreedores, debiendo guardar los mismos derechos y obligaciones y la misma prelación de pagos, sin beneficiar a unos por encima de otros.

Se sugirió mejorar la redacción de esta cláusula para aclarar que ésta no exige un pago proporcional a todos los acreedores.

De esta forma, y conjuntamente con la aplicación de las nuevas cláusulas de acción colectiva, se evita caer en riesgo de que la reestructura resulte inviable.

Por ello, abundó la SHCP, México ha estado a la vanguardia, ya que en 2003 se convirtió en el primer emisor soberano en modificar sus contratos de deuda externa para incluir una Cláusula de Acción Colectiva, siguiendo las recomendaciones de un Grupo de Trabajo establecido por el G10.

Por otra parte, en su más reciente emisión de bonos, México se convirtió en el primer emisor soberano que incluye las CACs fortalecidas y la cláusula pari passu modificada, de acuerdo con las recomendaciones emitidas en una oferta pública bajo las leyes de Nueva York.

Esta transacción cumple con los objetivos de confirmar el liderazgo de México al introducir mejoras en los contratos de deuda externa de emisores soberanos, captar recursos a un costo históricamente bajo; ampliar la base de inversionistas, y preservar la diversidad del acceso al crédito en diferentes mercados.