Economía

México le pega a producción energética alcista de la OCDE

A pesar de que la producción petrólifera de los países integrantes de la OCDE creció 8.9 por ciento, México disminuyó la suya 3.2 por ciento, además de que tampoco creció en su aportación de energía primaria generada a nivel mundial.
Sergio Meana
11 junio 2015 0:36 Última actualización 11 junio 2015 5:5
Petróleo

México no aportó a la producción energética generada por los países de la OCDE. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La producción de petróleo de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) creció 8.9 por ciento en 2014, sin embargo México no aportó a este promedio dado que su producción decreció 3.2 por ciento.

Lo mismo sucedió a nivel de la oferta de toda la energía primaria generada por el mundo, pues los países de la OCDE aportaron 80 por ciento de toda la oferta de energía primaria en el mundo, sin que México creciera en este rubro, de acuerdo con el Reporte Estadístico de BP del año 2014.

Del lado del consumo, la demanda de energía primaria en el mundo creció 0.9 por ciento en 2014 respecto al año previo, lo que es la tasa más baja desde finales de la década de los años noventa, pero el país reportó una caída de 0.10 por ciento en sus necesidades, a pesar de su crecimiento económico de 2.1 por ciento en 2014.

El moderado crecimiento de la demanda por energía primaria se debe únicamente a países fuera de la OCDE, a pesar del crecimiento de la economía global de 3.2 por ciento en 2014, es decir en los países de la organización, la demanda por energía no creció en ningún caso, sólo en los países emergentes.


Un rubro donde México destaca en el documento de la petrolera británica que registra las principales tendencias en el mundo energético es en la pérdida de su capacidad de refinación.

México perdió de 2013 a 2014 un 5.2 por ciento de su capacidad para procesar petróleo crudo y convertirlo en petrolíferos, al pasar de 1.606 millones de barriles diarios a 1.522 millones de barriles diarios.
En este descenso estuvo sólo detrás de Australia, Japón, Reino Unido e Italia.

EU, PRINCIPAL PRODUCTOR DE CRUDO
El reporte anual de BP identificó tres principales fuerzas que cambiaron a toda la industria energética en el mundo: el crecimiento de la producción de Estados Unidos que rebasó a Arabia Saudita, la menor demanda de China y el decrecimiento de las emisiones de carbón.

Para Bob Dudley, director general de la petrolera británica, la frase que resume el 2014 es “después de la calma llega la tormenta”, dijo en la presentación del ‘Resumen Estadístico del Mundo Energético 2015’, desde Londres.

“Tenemos ya medio siglo de información anual y estadísticas que entregamos año con año. Hay años donde los cambios son esperados y años donde los cambios son dramáticos. El 2014 ciertamente entra en la segunda categoría”, declaró Dudley.

En cuanto al primer punto, el crecimiento de la producción de Estados Unidos, el reporte resalta que en su pico más alto un total de mil 800 equipos estaban perforando más de 40 mil nuevos pozos. En términos de inversión en la industria de shale el monto llegó a 120 mil millones de dólares, lo que representa más del doble de lo erogado cinco años antes.

“El crecimiento de Estados Unidos fue de 1.6 millones de barriles diarios (en 2014), con lo que se convirtió en el mayor productor de petróleo del mundo y el primero en crecer su producción por más de un millón de barriles diarios por tres años consecutivos”, señaló Spencer Dale, economista en jefe de BP.

Al mismo tiempo las importaciones de petróleo de Estados Unidos, a las que México manda cerca de la mitad del petróleo que produce, han disminuido en 7.3 millones de barriles diarios desde 2005.

En el mundo, el consumo de petróleo en 2014 creció sólo 0.8 millones de barriles diarios o 0.8 por ciento menos que el crecimiento de 2013 de 1.4 millones de barriles diarios. El crecimiento provino únicamente de países fuera de la OCDE, es decir solamente los países emergentes incrementaron su consumo energético en 2014.

El informe destacó que el consumo de energía de China creció 2.6 por ciento, a pesar que su economía aumentó 7 por ciento.

Haz clic en la imagen para ampliarla

“primero